El modelo de facturación electrónica para el control continuo de las transacciones en la India se aplica tanto a las transacciones nacionales como a las internacionales

Facturación electrónica en la India

En el nuevo marco del Impuesto sobre Bienes y Servicios (Goods and Services Tax, GST), el sistema indio de facturación electrónica entra en la categoría de controles continuos de las transacciones (Continuous Transaction Controls, CTC). La comunicación de los datos de facturación a través del portal gubernamental es un paso obligatorio antes de poder emitir una factura.

La validez legal de la factura la determina el portal de registro de facturas (Invoice Registration Porta, IRP), que firma digitalmente la factura y proporciona un número de registro de factura (Invoice Registration Number, IRN). Si no se incluye el IRN en una factura, no tendrá validez legal.

Su ámbito de aplicación abarca tanto las transacciones nacionales como las transfronterizas. El proceso de IRP es obligatorio para las transacciones B2B, B2G y de exportación. Es decir, los contribuyentes a los que se le aplica esta obligación deben emitir sus facturas (así como otros documentos que necesitan una IRN, por ejemplo, facturas eWaybill asociadas) de acuerdo con el nuevo sistema, si sus transacciones están relacionadas con B2B, B2G o si son de exportación.

La India ha introducido múltiples cambios en la normativa inicial, e inevitablemente habrá más cambios en el futuro.

Consiga la información que necesita

Puntos clave del mandato

  • Los datos de las facturas deben introducirse en el portal de registro de facturas (IRP) en formato JSON.
  • El número de referencia de la factura (IRN) obtenido a partir del IRP es un requisito de validez para las facturas.
  • Las facturas pueden intercambiarse en formato JSON o en PDF, así como en papel, entre el proveedor y el comprador.
  • Su archivado es obligatorio y el periodo de almacenamiento es de ocho años.

Fechas de implementación del mandato

  • 1 de enero de 2020: Periodo voluntario para empresas con una facturación de 500 millones de rupias o más.

  • 1 de febrero de 2020: Periodo voluntario para empresas con una facturación de 100 millones de rupias o más.

  • 1 de octubre de 2020: Comienzo del periodo obligatorio para las empresas con una facturación de 500 millones de rupias o más (seis meses después de lo previsto con anterioridad). Durante los primeros 30 días, hubo un periodo de gracia durante el cual se podían notificar las facturas después de haberlas emitido.

  • 1 de enero de 2021: Comienzo del periodo obligatorio para empresas con una facturación de 100 millones de rupias o más.

  • 1 de abril de 2021: Se reduce el umbral para la facturación electrónica obligatoria a los contribuyentes con una facturación de entre 50 y 100 millones de rupias.

Sanciones

Si una factura no está registrada en el IRP, se considerará como no emitida y dará lugar a sanciones de al menos 10 000 rupias en cada caso de incumplimiento. Las sanciones a las que se apliquen varias secciones del Impuesto sobre Bienes y Servicios (GST) se cobrarán con intereses.

Sovos ayuda a las empresas a mantener el cumplimiento de las normas de facturación electrónica de la India

A fecha de febrero de 2021, las especificaciones iniciales publicadas por la autoridad fiscal india en diciembre de 2019 ya habían sido revisadas tres veces, y es inevitable que haya más cambios en el futuro.

Nuestros expertos supervisan, interpretan y codifican continuamente estos cambios en nuestro software, lo que reduce la carga que supone el cumplimiento para sus equipos fiscales e informáticos.

Descubra cómo Sovos puede ayudarle a cumplir con sus obligaciones de autorización de facturación electrónica en India.