La biometría se está convirtiendo en una herramienta imprescindible para proteger la identidad y los activos de una empresa, debido al aumento exponencial de la actividad en internet y la creciente preocupación por la seguridad.

En el reciente estudio de Panorama de Amenazas para América Latina de Kaspersky (que analizó datos de junio de 2022 a julio de 2023), se muestra que los ataques contra computadoras han tenido un aumento del 617%, siendo los sectores de gobierno y finanzas los más afectados.

Entre los países que lideran la mayor cantidad de intentos de ataques en Latinoamérica, Perú se encuentra en el tercer lugar con 31,5 millones, por detrás de Brasil y México, siendo las pymes las empresas más afectadas que experimentan alrededor de 26.487 amenazas por día.

Frente a esta situación, la biometría se vuelve sumamente relevante y necesaria como la solución que las empresas deberían adoptar para fortalecer la seguridad en sus procesos internos y hacia el cliente, al agregar métodos de autenticación de personas para realizar registros, transacciones, y cualquier tipo de operación en línea.

En 2023, la biometría se convirtió en el método de seguridad preferido por las empresas, con un mercado global de soluciones de identidad digital que proyecta un crecimiento de 28 billones de dólares en 2022 a 83 billones de dólares en 2028, según Statista. Esta rápida consolidación se está dando por el aumento de las instancias de fraudes de identidad, violación de datos y nuevas regulaciones de los gobiernos.

Hoy en día, los métodos de verificación biométrica más usados incluyen el reconocimiento facial, escaneo de huellas dactilares, verificación de firmas digitales, entre otros. 

En Sovos tuvimos un crecimiento de 50% en adopción de verificaciones de identidad facial en el mercado peruano durante el 2023, lo que indica que las empresas peruanas están apostando por este tipo de soluciones por sus grandes ventajas. 

Beneficios de invertir en biometría

En primer lugar, la seguridad mejorada es un factor clave. La biometría ofrece un nivel de autenticación incomparable, utilizando características únicas como huellas dactilares o reconocimiento facial para verificar la identidad de los usuarios de una empresa. Esto no solo protege los activos de una compañía, sino que también aumenta la confianza de sus clientes y socios comerciales.

Además de la seguridad, la biometría también puede mejorar la eficiencia operativa de las empresas. Con soluciones biométricas integradas, las organizaciones pueden simplificar sus mecanismos de autenticación como en los procesos de onboarding, y eliminar la necesidad de recordar contraseñas complejas. Esto no solo ahorra tiempo y recursos, sino que también reduce el riesgo de brechas de seguridad causadas por contraseñas débiles.

Otro beneficio importante es la escalabilidad de las soluciones biométricas. Ya sea una pequeña empresa o una corporación multinacional, la biometría puede adaptarse fácilmente a las necesidades y tamaño de cualquier organización. Desde sistemas de control de acceso hasta mecanismos de verificación de identidad para transacciones, las soluciones de biometría ofrecen una amplia gama de aplicaciones que pueden personalizarse según los requerimientos específicos de cada empresa.

Invertir en biometría es una decisión estratégica que las empresas peruanas no pueden pasar por alto en 2024. Con un mercado en crecimiento, beneficios tangibles y la necesidad cada vez mayor de seguridad y eficiencia, esta solución se ha convertido en un pilar fundamental en el panorama empresarial actual. 

Aquellas empresas que adopten esta tecnología estarán mejor posicionadas para proteger sus activos, optimizar sus operaciones, brindar una mejor experiencia a sus clientes y mantenerse a la vanguardia en un entorno empresarial competitivo y en constante evolución.

El uso de la factura electrónica ha traído múltiples beneficios para las empresas que van más allá de la agilidad en la emisión de estos comprobantes de pago y la eliminación del papel.

El impacto del uso de la factura electrónica se presenta de manera positiva en la operatividad de las empresas, gestión de cumplimiento, optimización del trabajo de los equipos, e incluso impulsa el crecimiento de los negocios.

Sovos, con sus soluciones para cumplimiento tributario, ha logrado grandes resultados en la desafiante tarea de la implementación de nuevas regulaciones para el uso de la facturación electrónica en los diferentes países de Latinoamérica, que representan buenas prácticas para inspirar a las empresas que están en la búsqueda de optimizar sus procesos administrativos. Te las explicamos a continuación.

  1. Uso de la facturación electrónica multinacional: En el actual mundo globalizado donde las empresas no tienen fronteras para crecer y expandir sus negocios, surgen retos como: el cumplimiento de las legislaciones locales, que implica realizar revisiones constantes a las nuevas regulaciones para determinar la necesidad de hacer cambios en sistemas internos; el idioma, que puede desencadenar posibles errores al no comprender la comunicación de los mandatos en la lengua local; y los requerimientos técnicos, que en conjunto pueden reducir la eficiencia en los negocios.Algunas empresas optan por la implementación de diferentes soluciones tecnológicas en cada país donde operan, sin embargo, esta alternativa puede representar mayor carga de tiempo para los equipos que gestionan el cumplimiento tributario.Es aquí, donde el uso de plataformas como la de Sovos, que operan a nivel multinacional, se hacen necesarias para consolidar esfuerzos de cumplimiento en diferentes mercados, minimizar el impacto en las operaciones, y aliviar el monitoreo de los mandatos en diferentes idiomas teniendo certeza legal.De esta manera, los equipos pueden enfocarse en los procesos más importantes como innovación, relación con clientes, y crecimiento del negocio; dejando en manos de una sola plataforma el manejo de su facturación electrónica en los diferentes países donde opera.
  2. Estandarización de procesos de cumplimiento tributario: Para las empresas que tienen operaciones en múltiples países, la estandarización de procesos, como en el caso del uso de la facturación electrónica y reportes contables, es una necesidad vital.Procesar declaraciones de rentas mensualmente, presentar informes, y monitorear los nuevos cambios regulatorios en diferentes países, es una tarea que consume tiempo y puede estar expuesta a errores. Además, cada contador tiene sus propios métodos para realizar su labor, lo que hace difícil revisar, validar y centralizar los diferentes reportes de manera eficiente.Sovos, con su herramienta para presentar informes tributarios en múltiples países, ha ayudado a empresas multinacionales en su misión de estandarizar sus procesos de cumplimiento desde una única plataforma, aportando precisión, eficiencia, y un servicio personalizado en cada mercado, logrando disminuir en un promedio de 30%-50% el tiempo requerido para preparar una declaración de impuestos.Con esta solución, los informes de impuestos son automáticos, los problemas pueden ser identificados previamente a la presentación de reportes, y las auditorías se gestionan con mayor agilidad, reduciendo el riesgo de sanciones. Así, los equipos de cumplimiento pueden enfocarse en la realización de análisis y validaciones, con mayor agilidad y precisión.
  3. Sólida integración de sistemas: Los cambios regulatorios que exigen la implementación de factura electrónica representan desafíos de adaptación tecnológica en las empresas, quienes muchas veces no están preparadas para acelerar su transformación digital y/o no cuentan con equipos capacitados para desarrollar esta labor.La solución regional de facturación electrónica SaaS de Sovos, ha sido el aliado tecnológico para muchas empresas que necesitaban integrar sus sistemas internos, como ERP, con los nuevos mandatos regulatorios de cada país, en tiempo y forma, garantizando que no se produzcan interrupciones en la operatividad del negocio relacionada al cumplimiento.Además, gracias a la facilidad de integración de sistemas, las empresas pueden reducir la carga de trabajo de sus equipos de TI causadas por los constantes cambios regulatorios de facturación electrónica, y disminuir costos de mantenimiento de infraestructura, al dejar esta responsabilidad en manos de Sovos.

Como resultado de estas buenas prácticas del uso de la facturación electrónica, las compañías pueden enfocarse en sus funciones centrales del negocio, como las cuentas por cobrar y pagar, mejoras en logística, atención al cliente, y estrategias de crecimiento.

La SUNAT anunció una nueva extensión de plazos para implementar SIRE y GRE, normativas tributarias que impulsan a las compañías a digitalizar sus procesos de cumplimiento y a instalar nuevas formas de gestión, más ágiles, eficientes y seguras.

Aquí te ponemos al día de estas regulaciones, para que comiences a preparar la implementación de manera organizada y puedas cumplir con los nuevos plazos establecidos.

Nuevo plazo para la Guía de Remisión Electrónica (GRE)

Si bien la SUNAT había establecido el 1 de enero del 2024 como fecha límite para comenzar a hacer obligatoria la emisión de la Guía de Remisión por vía electrónica para todas las empresas que operan con el uso mandatorio de este documento remitente o transportista para sustentar el traslado de bienes, la entidad tributaria ha venido ajustando el plazo de su obligatoriedad.

En esta línea, el 24 de diciembre pasado emitió la Resolución 000042-2023- SUNAT/700000 que amplía el beneficio de discrecionalidad para que los contribuyentes que deban emitir GRE Remitente o GRE Transportista no sean sancionados por no utilizarla. El plazo adicional corre hasta el 30 de junio de 2024.

Entonces, las empresas no serán multadas en caso de operar con guías de remisión manuales, pero si vienen emitiendo Guía de Remisión Electrónica en la versión 1.0 tienen necesariamente que migrar a la versión 2.0, en caso contrario, sus GRE no serán válidas.

Nueva fecha para incorporar SIRE

En la última Resolución de Superintendencia N°000258-2023/SUNAT, publicada el 22 de diciembre, SUNAT otorgó un plazo de gracia para la no aplicación de sanciones por infracciones relacionadas con el registro de compras (RCE) y ventas (RVIE) de manera electrónica, postergando su obligatoriedad hasta abril del 2024.

El Sistema de Registro Electrónico – SIRE, habilitado por SUNAT para esta función, empezó su uso obligatorio a partir del período de octubre 2023 (que se declaró en noviembre) para los contribuyentes del Régimen Especial del Impuesto a la Renta (RER) o Régimen MYPE Tributario, que actualmente llevan sus registros de compras y ventas de manera electrónica. Y desde enero del 2024 (que se declara en febrero), para los demás contribuyentes que llevan registros de compras y ventas (régimen general y obligados conforme a la Ley del IGV).

Las empresas obligadas deberán migrar el registro de sus ventas, ingresos y compras al Sistema Integrado de Registros Electrónicos – SIRE, utilizando las plataformas de SUNAT: Servicio Portal Web, Aplicativo Cliente SIRE, o integrando sus propios sistemas con el Servicio web API. 

Tax free para los turistas

Adicionalmente, este año Perú se unió a los países de la región que brindan el beneficio de la devolución de impuesto (IGV) a los turistas extranjeros, lo que tiene efecto sobre la venta de bienes adquiridos que sean llevados de retorno a su país por vía aérea o marítima.

La devolución se realiza a través de la SUNAT y/o de Entidades Colaboradoras (EC) de la Administración Tributaria, y se aplica respecto del IGV que grava la venta de bienes adquiridos por el turista en los Establecimientos Autorizados (EA).

Las empresas que deseen afiliarse para otorgar este beneficio deben solicitarlo a través del Registro de los Establecimientos Autorizados (REA) que está a cargo de la SUNAT, y bajo el cumplimiento de algunas condiciones y requisitos, como ser generador de rentas de tercera categoría para efectos del Impuesto a la Renta y vender bienes gravados con el IGV.

Si aún no has implementado estas normativas tributarias, aún estás a tiempo. Recuerda no esperar al último momento para evitar sanciones y puedas realizar los ajustes correspondientes en la dinámica operativa de tu negocio.

Los plazos de implementación del Sistema Integrado de Registros Electrónicos, o SIRE, en Perú, han ido variando, conforme la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria – SUNAT, ha ido modificando la normativa con la finalidad de dar plazo a los contribuyentes para adoptarla.

En efecto, a fines de septiembre se publicó la Resolución de Superintendencia N° 000204-2023 de la SUNAT en el Diario Oficial, que postergó, del periodo octubre 2023 al periodo enero 2024, la obligatoriedad para llevar el Registro de Ventas e Ingresos y el Registro de Compras a través del Sistema Integrado de Registros Electrónicos (SIRE), de acuerdo con este calendario:

En noviembre pasado, sin embargo, mediante la Resolución Nº 000039-2023-SUNAT/700000, la autoridad otorgó un plazo de gracia para la no aplicación de sanciones por infracciones relacionadas con los libros y registros en materia tributaria llevados electrónicamente.

Esto quiere decir que la autoridad tributaria no sancionará a aquellos contribuyentes que no hayan observado las formas y condiciones relacionadas con el SIRE, así como el cierre de sus registros en el Sistema de Libros Electrónicos, siempre que cumplan con lo dispuesto en la resolución hasta el 30 de abril de 2024.

Para ello el anexo de dicha resolución establece las condiciones en las que los sujetos obligados a utilizar el SIRE podrán disfrutar de este beneficio por no cumplir con dicha obligación en la forma y términos que establezcan las disposiciones.

¿Qué es el Servicio Integrado de Registros Electrónicos?

El Sistema Integrado de Registros Electrónicos de Perú (SIRE) se enmarca en el proceso de mejora continua del Gobierno del Perú para modernizar el sistema tributario.

Las Resoluciones N°190-2022 y N°138-2023, obligan a los contribuyentes que llevan un registro de compras (RCE) y ventas (RVIE) a realizarlo de manera electrónica, para lo cual habilitó plataforma, el Sistema de Registros Electrónicos, SIRE.

En este sentido, las empresas obligadas según su régimen tributario deberán migrar el registro de sus ventas, ingresos y compras al SIRE, utilizando las plataformas de SUNAT: Servicio Portal Web, Aplicativo Cliente SIRE, o integrando sus propios sistemas con el Servicio web API.

El portal SIRE, al que se puede acceder desde el servicio de Operaciones en Línea de SUNAT con la clave SOL, va a reemplazar al Programa de Libros Electrónicos – PLE; por ello, los contribuyentes obligados deberán cerrar sus registros que llevaban de forma manual, con previa anotación de sus operaciones hasta el período anterior a adquirir la obligación.

Beneficios del Sistema de Registros Electrónicos – SIRE

Con este sistema electrónico, los contribuyentes obtienen beneficios como:

Recomendaciones para implementar SIRE

Con este nuevo sistema, los contribuyentes pueden elaborar sus libros de registros de compras y ventas por sí mismos. Pero, para el caso de las empresas que generan grandes volúmenes de ventas, es importante contar con un aliado tecnológico que los ayude a validar si la información de sus documentos fue aprobada por SUNAT, y con la capacidad de transformar los reportes al formato .txt requerido para su validación.

Los cambios normativos de SUNAT seguirán impulsando la digitalización de los procesos tributarios para facilitar el cumplimiento de los contribuyentes y optimizar su gestión operativa.

En Sovos ofrecemos un ecosistema que soporta los procesos de facturación electrónica locales y la experiencia de haber sido el primer OSE certificado, además de ser la primera empresa en implementar factura y boleta electrónica en el Perú. Si quieres saber más, revisa nuestro twopager o escríbenos a contacto@sovos.com.

Uno de los impactos más significativos de la transformación digital para las empresas y el Gobierno del Perú tiene que ver con el cumplimiento fiscal. Mientras las entidades tributarias modifican o emiten nuevas normativas constantemente para mejorar el control y cerrar las brechas fiscales, las empresas, sin importar su tamaño, se ven en la obligación de adoptar tecnologías en la nube que estén a la altura de estos requerimientos.

En el Perú, la SUNAT viene desarrollando su normativa de digitalización de todos los documentos tributarios desde hace más de 10 años y de manera progresiva, empezando con la factura electrónica; este año agregó la obligatoriedad para las Guías de Remisión Electrónica y actualizó el Sistema Integrado de Registros Electrónicos (SIRE).

Estos cambios en el ámbito del cumplimiento representan desafíos para las empresas que aún no han incorporado herramientas tecnológicas de vanguardia para mejorar su operación, y/o no cuentan con equipos de trabajo capacitados para actuar con inmediatez en la implementación de las nuevas normativas; exponiéndose aquellas que no cumplen con los requisitos del Gobierno a multas de dinero, pérdida de ingresos y daño reputacional.

En un estudio latinoamericano realizado por EY sobre los desafíos que enfrentan las compañías en la región, el 38% de las compañías indicó que su principal desafío interno para los próximos 3 años es la adopción de nuevas tecnologías y transformación digital; asimismo, el 33% mencionó los requisitos y cambios regulatorios como uno de sus principales retos externos.

Jean Pierre Barrios, Senior Sales Director de Sovos Perú, dice que “uno de los principales factores que condicionan la transformación digital en las empresas peruanas es la resistencia natural a digitalizar procesos que tradicionalmente se han realizado en forma manual”. “No obstante -agrega- hoy muchos empresarios han encontrado en las nuevas tecnologías una solución de gran impacto para sus negocios, ya que los ayuda a ser más ágiles, eficientes, y a llevar mejores servicios a sus propios clientes”.

En el marco del evento más importante para el ecosistema empresarial peruano, CADE 2023, el experto de Sovos revisó los retos más significativos de los empresarios peruanos en términos de cumplimiento fiscal.

  1. Entendimiento de los cambios regulatorios

    Hoy en día, en un mundo digital y globalizado, liderar una empresa implica tener un conocimiento mayor sobre las regulaciones y cambios normativos para tomar decisiones con rapidez. Por ello, los líderes empresariales tienen la tarea de reforzar la cultura de cumplimiento en sus organizaciones y asegurarse de que sus equipos de trabajo clave cuenten con la capacitación adecuada para actuar con la debida inmediatez frente a los cambios, e incluso puedan predecir posibles escenarios.

  2. Elección de un aliado tecnológico que haga match con las necesidades de su empres

    Para cumplir con las normativas tributarias, los empresarios deben considerar que su proveedor tecnológico tenga la experiencia e infraestructura con altos estándares de calidad para asegurar la eficiencia en la mayor parte del proceso. Además, que brinde acompañamiento y consultoría en la implementación de las regulaciones; tenga la capacidad para llegar a la fecha efectiva del mandato, y esté habilitado por las instituciones competentes con validez legal.La integración tecnológica entre empresas y proveedores puede ser desafiante, ya que implica una disrupción en los procesos del negocio y tecnología interna; por ello la importancia de llevar este proceso de manera articulada con el partner que mejor se adapte a las necesidades de su compañía.

  3. Costo de la gestión de cumplimiento normativo

    Todos los mandatos de digitalización de documentos tributarios empiezan con las empresas grandes, medianas, y finalmente los contribuyentes pequeños. Los gobiernos liberan la ola de mandatoriedad de acuerdo con la capacidad monetaria de los sectores económicos, dando tiempo a las empresas que tienen menos recursos para prepararse para el cambio.En ese sentido, los líderes empresariales tienen un margen de tiempo para adecuar su presupuesto al gasto que representa la implementación de una nueva normativa. Para ello, se recomienda no esperar el último momento para adoptar los cambios, y así probar que se acople correctamente a la dinámica operativa de la empresa.Además, es importante que consideren, o bien, contratar profesionales preparados para entender los cambios normativos y absorber sus impactos en la empresa en tiempo y forma, o bien, contar con un proveedor que tenga ese monitoreo incorporado para reaccionar a tiempo.

La prevención del fraude es un tema que quita el sueño a los responsables de TI y Seguridad del sistema financiero en el mundo, especialmente desde que las transacciones y los onboardings remotos comenzaron a masificarse debido a las restricciones de movilidad.

Perú no está ajeno a esta realidad. El estudio “Global Integrity Report: emerging markets perspective 2022” de EY, muestra que el 40% de los ejecutivos encuestados respondió que sus compañías registraron incidentes graves de ciberseguridad en el año, el doble de lo reportado en mercados emergentes y a nivel global.

Si bien el sector financiero es la industria que más invierte en ciberseguridad en el Perú debido a las regulaciones exigidas por la SBS, son varios los factores que deben conjugarse para que los procesos sean seguros.

Por un lado, la tecnología evoluciona cada día para proporcionar sistemas que resistan los intentos de vulneración por parte de hackers y delincuentes, pero a la par lo hacen las técnicas para transgredirlos o engañarlos. Además, los errores humanos, el descuido o el exceso de confianza y otros elementos elevan los factores de riesgo.

Responsabilidad de las entidades en la prevención del fraude

“Yo creo que la seguridad es tan fuerte como el punto más débil. Podemos tener una puerta de fierro con cinco candados y llaves, pero dejamos la ventana abierta. Entonces, de nada me sirve tener alta seguridad. Lo mismo pasa en las organizaciones financieras”, dijo José Vidal, Country Manager de Sovos Perú, al participar en el panel “Protección de datos, ciberseguridad y fraude”, de Financial Innovation Perú 2023.

“Mi compañía puede contar con el sistema de verificación más avanzado de la industria, pero si hago el onboarding y doy acceso a mis servicios a las personas sin verificarlas adecuadamente antes, hasta la mejor tecnología puede fallar”, añadió.

En esta línea, la sugerencia es desarrollar una estrategia integral que abarque tecnología, protocolos de seguridad, procesos como Know Your Customer y metodologías internas basadas en una definición de estándares y buenas prácticas de la industria, a las que se alinee a todo el personal.

Pero no solo los procesos corporativos pueden fallar: las personas pueden ser, por desconocimiento o distracción, quienes pongan su data crítica en riesgo de fraude. El phishing, por ejemplo; si un usuario hace clic en un mail o SMS remitido en apariencia por su banco, puede que no alcance a reaccionar antes de que le vacíen la cuenta, y lo más probable es que el banco no se responsabilice.

“Ahora, si bien es una responsabilidad compartida, es natural que el mayor peso recaiga en las entidades financieras en general, que son las que prestan los servicios”, explica José Vidal.  

El delicado equilibrio entre la prevención del fraude y la protección de datos

El proyecto para modernizar el reglamento de la Ley N° 29733, Ley de Protección de Datos Personales, publicado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh), busca un nuevo texto dúctil y con mejoras para contribuir a la defensa de la protección de datos personales frente a la irrupción de las tecnologías digitales, el comercio electrónico, la inteligencia artificial, el perfilamiento de datos personales, entre otros.

Preocupa a la industria, sin embargo, que un exceso de celo en la protección de los datos afecte los modelos de negocios de las empresas, que requieren de más información para innovar en servicios que beneficien a sus clientes.

“Creo que las compañías deben tener la posibilidad de contactar a sus posibles clientes para generar oportunidades de negocios, pero deben contar con los procesos y tecnologías que les permitan conocer bien a sus prospectos y sus necesidades para dirigir muy bien esos procesos de ventas y no molestar a quienes probablemente no están interesados.

Reforzar además los procesos de onboarding de las entidades bancarias o financieras. “No es posible que, por ejemplo, se abran cuentas corrientes a cibercriminales o delincuentes. Es fundamental contar con normativas estrictas en torno a los onboardings de personas; así los defraudadores serán identificados oportunamente”, aseveró José Vidal.

La tecnología como defensa ante el fraude

La crisis sanitaria fue el acelerante de la automatización de diversos procesos del sistema financiero y bancario de cara al cliente, y el motor para que las tecnologías necesarias para realizar trámites remotos evolucionarán mucho más rápido.

A esto se han sumado cambios culturales como la exigencia de las nuevas generaciones por la inmediatez y la digitalización para realizar trámites que hasta hace unos años era impensable hacer a distancia.

Los procesos de onboarding remoto, la apertura de cuentas y tarjetas digitales, solicitudes de créditos, traslados de una entidad a otra, todas estas gestiones que manejan datos sensibles de los usuarios se pueden realizar en entornos más seguros gracias a soluciones tecnológicas que permitan verificar la identidad de las personas que participan en estos flujos. Como en todo, a mejor calidad de la tecnología, mejor protección.

En el mercado hay una gran variedad de mecanismos y tecnologías para trabajar en contra del fraude, desde las más simples, como los códigos al momento de hacer una transacción, a la verificación de identidad biométrica, que utiliza los rasgos propios de cada individuo para validar que es quien dice ser (y verificar de paso si tiene un historial limpio de delitos).

Sovos cuenta con procesos basados en altos estándares y tecnologías en constante evolución para proteger las transacciones en el sistema financiero, que contemplan, por ejemplo:

“Existen otros métodos con diversos grados de sofisticación como el Fake ID Detection, tecnología que permite, a través de algoritmos de inteligencia artificial, detectar si la foto ha sido alterada, para detectar que el ID es falso. También contamos con Liveness Detection, que permite comprobar que lo que vemos es una persona viva y no una foto o una máscara”, explicó José Vidal.

“Para prevenir el fraude existe un círculo virtuoso que pasa por el gobierno, las personas y las empresas, donde estas últimas en particular pueden imprimir grados de sofisticación a los procesos de onboarding y transacciones para reducir vulneraciones”, finalizó.

 

Puedes revisar el panel acá. Si deseas más información, escríbenos a contacto@sovos.com.

 

Son varios los beneficios del uso del Sistema de Registro Electrónico SIRE, la plataforma de la SUNAT que, de acuerdo con las Resoluciones N°190-2022 y N°138-2023, obliga a los contribuyentes que llevan un registro de compras (RCE) y ventas (RVIE) a realizarlo de manera electrónica.

En este sentido, las empresas obligadas según su régimen tributario deberán migrar el registro de sus ventas, ingresos y compras al SIRE, utilizando las plataformas de SUNAT: Servicio Portal Web, Aplicativo Cliente SIRE, o integrando sus propios sistemas con el Servicio web API.

Entre los beneficios del uso del Sistema de Registro Electrónico destacan:

 Con el nuevo sistema electrónico, los contribuyentes obtendrán beneficios como:

Nueva prórroga para implementar SIRE

La Resolución de Superintendencia N°00204-2023/SUNAT, publicada el 30 de septiembre de 2023, establece una postergación en la implementación del SIRE. De acuerdo con la nueva prórroga, el calendario de implementación obligatoria para los distintos contribuyentes se traduce de esta forma:

El portal SIRE, al que se puede acceder desde el servicio de Operaciones en Línea de SUNAT con la clave SOL, va a reemplazar al Programa de Libros Electrónicos – PLE; por ello, los contribuyentes obligados deberán cerrar sus registros que llevaban de forma manual, con previa anotación de sus operaciones hasta el período anterior a adquirir la obligación.

Recomendaciones para implementar el SIRE

Con este nuevo sistema, los contribuyentes pueden elaborar sus libros de registros de compras y ventas por sí mismos. Pero, para el caso de las empresas que generan grandes volúmenes de ventas es importante contar con un aliado tecnológico que los ayude a validar si la información de sus documentos fue aprobada por SUNAT; y con la capacidad de transformar los reportes al formato XML requerido para su validación.

Los cambios normativos de SUNAT seguirán impulsando la digitalización de los procesos tributarios para facilitar el cumplimiento de los contribuyentes y optimizar su gestión operativa. La recomendación es no esperar el último momento para implementar los nuevos sistemas, y así evitar posibles sanciones.

Hasta fin de año se extiende el plazo para implementar la Guía de Remisión Electrónica, de acuerdo con una prórroga establecida por la SUNAT.

La resolución 00123-2022, de julio de 2022, obligaba el uso de Guía de Remisión Electrónica desde el 1 de julio de 2023. La obligatoriedad se ha prorrogado hasta el 31 de diciembre del 2023.

Considerando que las modificaciones introducidas pueden requerir de adecuaciones por parte de los contribuyentes, y a los cambios realizados en los sistemas de emisión electrónica (SEE), SUNAT dispuso dar un tiempo adicional y no sancionar administrativamente las infracciones relacionadas con la emisión de las Guías de Remisión Electrónica (GRE).

Además, ante las infracciones detectadas levantará actas preventivas, aun cuando se incurra en dicho incumplimiento en más de una oportunidad.

Con esta prórroga, las empresas no serán multadas si operan con guías de remisión manuales, pero si vienen emitiendo Guía de Remisión Electrónica en la versión 1.0, tienen necesariamente que migrar a la versión 2.0. En caso contrario, sus GRE no serán válidas, y tampoco podrán cambiar a guías manuales.

Esta regulación empezó a implementarse de manera progresiva desde el 1 de enero del presente año para sustentar el traslado de bienes, como remitente o transportista, según los tipos de contribuyentes y las mercancías transportadas.

También incluye a quienes trasladan bienes importados, cemento, arroz, azúcar y alcohol etílico, además de las nuevas empresas que dieron de alta a su RUC en el 2023, y por su tipo de operación les corresponde emitir guías de remisión.

Con esta normativa de digitalización, SUNAT tiene como objetivo regular aún más la emisión del documento de transporte electrónico.

Introducción de cambios

Aprovechar el plazo extendido para implementar Guía de Remisión Electrónica

La implementación de la Guía de Remisión Electrónica en las empresas peruanas contribuirá a agilizar los procesos, aumentar la competitividad y promover la productividad en las estructuras de negocio. Indudablemente, la digitalización representa un gran reto, ya que la transición de un modelo de guía de remisión físico a un modelo electrónico requerirá cambios en los procesos y en la forma de trabajo de las empresas desde el despacho hasta la recepción-conformidad de la mercadería.

 

Por ello, la recomendación para las empresas es que no esperen a último momento para comenzar a adaptar sus sistemas y elegir a su aliado tecnológico, teniendo en cuenta las sanciones tributarias en las que podrían verse expuestos de no cumplir con la normativa a tiempo.

¿Necesitas implementar GRE?

Hablemos

La implementación de la Guía de Remisión Electrónica en el Perú, como resultado de los últimos cambios realizados por la SUNAT al documento de transporte, contribuye a agilizar los procesos en las empresas, aumentar la competitividad y promover la productividad en las estructuras de negocio. Sin embargo, esta transición representa algunos desafíos.

La Superintendencia Nacional de Administración Tributaria – SUNAT viene desarrollando en el Perú su normativa de digitalización de todos los documentos tributarios desde hace más de 10 años y de manera progresiva, incluyendo a la Guía de Remisión Electrónica, que está considerada desde el principio de la normativa de documentos electrónicos. Lo nuevo es la obligatoriedad, ya que hasta las últimas actualizaciones, era un documento opcional.

El factor económico

Todos los mandatos de digitalización de documentos tributarios empiezan con las empresas grandes, luego siguen las medianas, y finalmente los contribuyentes pequeños; ya que el migrar de un formato físico a uno digital implica una inversión y adecuación significativa para las empresas.

Por ello, al estar los gobiernos alineados con los tamaños de las industrias, liberan la ola de mandatoriedad de acuerdo con la capacidad monetaria de los sectores económicos, dando tiempo a las empresas que tienen menos recursos para prepararse para el cambio.

La integración tecnológica en la implementación de la Guía de Remisión Electrónica

La complejidad de la integración tecnológica entre empresas y proveedores, focalizada en la disrupción de su proceso de negocio y tecnología interna, representa un gran reto, ya que si es una empresa la que terceriza el servicio de transporte, ésta debe asegurarse de que sus proveedores gestionen los documentos correctamente e integren sus sistemas con los mandatos tributarios en tiempo y forma. Además, para el caso de una empresa grande este escenario no es el ideal, ya que probablemente no tenga acceso al sistema de su proveedor y no podría consolidar sus libros de compras y ventas.  entonces tendría que lograr que todos sus pilares tecnológicos se integren.

El retorno al modelo antiguo de validación de documentos por SUNAT

Si bien con un mercado más maduro, tecnología avanzada y mejora en los tiempos de respuesta, se espera no tener inconvenientes para validar las Guías de Remisión Electrónicas con la agilidad que requiere la actividad de transporte, se está dejando de lado la función del OSE (Operador de Servicio Electrónico) como validador. Esto debido a que en la gestión de transporte de bienes hay más actores involucrados e información para verificar con diferentes entidades del estado, que incluye no solo a la mercancía transportada, sino a la persona que conduce y al vehículo usado, para así tener un seguimiento completo de lo que se está transportando.

En este sentido, lo complejo será lograr que toda la cadena logística se articule, ya que si uno de los actores que hacen parte del proceso falla, podría causar la caída de toda la operación.

Frente a estos desafíos, algunas recomendaciones son:

Si quieres saber más de las últimas normativas de la SUNAT para los contribuyentes

Lee este blog

Cada día es más frecuente el uso de la biometría digital para la prevención de delitos informáticos en el Perú. Esta avanza al ritmo del crecimiento de los procesos digitales remotos, que buscan brindar seguridad, una mejor experiencia de usuario, y aumentar el onboarding de clientes en las empresas.

Para cumplir con estos desafíos, las compañías están requiriendo de tecnologías que les permitan capturar a un mayor número de estos clientes de manera remota, por lo que necesitan mecanismos que protejan eficientemente los datos y entreguen confianza a los usuarios, como la verificación de identidad de manera digital.

5 pilares de seguridad en el uso de biometría digital para la prevención de delitos informáticos 

Prevenir delitos informáticos es un desafío que está adquiriendo mucha relevancia en el Perú. Para ello, existen 5 pilares de seguridad en la prevención del fraude o anti spoofing, siendo uno de los métodos más conocidos el “face onboarding”, que consiste en solicitar al usuario una fotografía o escaneo de su documento de identidad por ambos lados y tomar una selfie, para enseguida comparar los datos biométricos en el documento.

A continuación, explicamos cómo funcionan los principales pilares de seguridad en los procesos de biometría digital:

  1. Fake ID: Es la capacidad de detectar si un documento de identidad es legítimo, buscando características en patrones y morfología de la imagen del documento, para ver si ha sido adulterado.
  2. Detección de vida: Este proceso asegura que la persona que está detrás de la cámara es real y no una grabación previamente hecha o una máscara. Se utilizan distintos mecanismos, como visión computacional e inteligencia artificial para prevenir estas máscaras, fotos, o videos previamente grabados.

Para estos casos, existe la norma ISO 30107- 3 que especifica los tipos de ataque y las     formas de defenderse frente al spoofing, que se refiere a la falsificación de identidad poniendo información que no es real.

  1. Listas de denegación: Permiten tener un control de todas las personas que han estado involucradas en fraudes y suplantación de identidad en el pasado, ya que quienes han cometido estos delitos suelen reincidir. Por ello, es importante tener un sistema que reconozca el rostro de estas personas, o los documentos de identidad que han estado involucrados, para poder tomar acciones y saber cuándo bloquear este tipo de transacciones.
  2. Integración con agencias del gobierno: Con el registro nacional civil se puede validar si un documento se encuentra vigente o no, y si fue correctamente emitido. Esta validación es importante en varios países, sobre todo cuando este tipo de mecanismos es abierto a través de APIs o web services donde se puede conectar con el gobierno, para hacer un doble check de algún dato.
  3. Un rostro – una identidad: Quiere decir que una persona que se presenta con un rostro para verificarse remotamente debe estar conectada a una sola identidad en su documento; así se convierte en una dupla única e inseparable. 

La verificación de identidad digital biométrica funciona en algunos casos apoyada con inteligencia artificial y machine learning, buscando la coincidencia entre la información de un documento de identidad con el rostro o huella dactilar de una persona. Esta tecnología se mantiene actualizada evolucionando hacia nuevos modelos mediante el aprendizaje continuo de nuevas formas de fraude.

Firma digital para prevenir delitos informáticos

Luego de una verificación biométrica, se procede con la firma digital, que en el Perú está regulada por la Ley de Firmas y Certificados Digitales, y contempla 3 tipos:

  1. Firma electrónica simple: es un dato en formato electrónico anexo o asociado que utiliza un firmante, y puede ser un garabato con el dedo en el celular o la imagen de una firma en papel escaneada. También se considera en esta categoría el firmar con PIN, ya que es un proceso de generación privado y único.
  2. Firma electrónica avanzada: está vinculada de manera única al firmante para verificar su identidad. Incluye firma con biometría, así como la contraseña que piden los bancos para ver extractos bancarios, o el código que envían para acceder exclusivamente a un documento.
  3. Firma electrónica cualificada: utiliza una técnica de criptografía asimétrica para identificar al signatario, basándose en el uso de un par de claves únicas, asociadas en una clave privada y una pública relacionadas matemáticamente entre sí. Esta firma tiene la misma validez y eficacia jurídica que el uso de una manuscrita (firma con certificado digital).

Implementar mecanismos de verificación de identidad digital requiere de un enfoque planificado y estratégico que abarque aspectos tecnológicos, de seguridad, de experiencia de usuario y de cumplimiento legal.

El desafío está en determinar cuáles son los procesos de tu empresa que requieren de mayores capas de seguridad en la verificación de identidad digital, para implementar un sistema de biometría digital que aporte beneficios y crecimiento a tu negocio.