Recientemente hemos lanzado la 13edición de nuestro informe anual Trends , el estudio más completo del sector sobre mandatos de IVA y controles de cumplimiento a nivel mundial. Tendencias ofrece una visión completa del panorama normativo mundial, destacando cómo los gobiernos de todo el mundo están promulgando nuevas y complejas políticas y controles para cerrar las brechas fiscales y recaudar los ingresos adeudados. Estas políticas y protocolos afectan a todas las empresas en los países en los que comercian, independientemente de dónde tengan su sede.

El informe de este año examina cómo las inversiones a gran escala en tecnología de digitalización en los últimos años han permitido a las autoridades fiscales de gran parte del mundo aplicar el análisis de datos en tiempo real y la aplicación permanente. Impulsadas por las nuevas tecnologías y capacidades, las administraciones están ahora en todos los aspectos de las operaciones empresariales y están siempre presentes en los datos de las empresas.

Las empresas tienen que enviar cada vez más lo que equivale a todos sus datos de ventas y de la cadena de suministro en directo, así como todo el contenido de sus sistemas contables a las administraciones fiscales. Este acceso a los libros de contabilidad crea oportunidades sin precedentes para que las administraciones fiscales triangulen los datos de origen de las transacciones de una empresa con su tratamiento contable y el movimiento real de los flujos de bienes y dinero.

El panorama europeo del IVA

Después de años en los que América Latina lideró con la innovación en estas áreas legislativas, Europa está empezando a acelerar la digitalización de la información fiscal. Nuestro informe de Tendencias destaca las principales novedades y normativas que seguirán teniendo impacto en 2022, entre ellas:

Según Christiaan van der Valk, autor principal de Tendencias, los gobiernos ya tienen todas las pruebas y capacidades que necesitan para impulsar programas agresivos de supervisión y aplicación en tiempo real. Estos programas existen en la mayor parte de Sudamérica y Centroamérica y se están extendiendo rápidamente por países de Europa como Francia, Alemania y Bélgica, así como por Asia y partes de África. Los gobiernos se están moviendo rápidamente para hacer cumplir estas normas y el incumplimiento puede llevar a interrupciones de la actividad empresarial e incluso a paros.

Este nuevo nivel de transparencia impuesta está obligando a las empresas a adaptar su forma de seguir y aplicar la facturación electrónica y los cambios en los mandatos de datos en todo el mundo. Para seguir cumpliendo la normativa, las empresas necesitan un enfoque continuo y sistemático de la supervisión de los requisitos.

Trends es el informe más completo de su clase. Ofrece una visión objetiva del panorama del IVA con un análisis imparcial de nuestro equipo de expertos en fiscalidad y reglamentación. El ritmo de cambio de la fiscalidad y la normativa sigue acelerándose y este informe le ayudará a prepararse.

Tome medidas

Póngase en contacto con nosotros o descargue Tendencias para estar al día del cambiante panorama normativo del IVA.

El Protocolo de Irlanda del Norte relativo a las mercancías que circulan de Gran Bretaña a Irlanda del Norte sigue causando problemas, lo que lleva a pedir su suspensión a través del artículo 16. Pero, al mismo tiempo, algunos políticos norirlandeses quieren aprovechar la posibilidad de que las empresas entren en el país y se beneficien de estar en el Reino Unido y en el mercado único al mismo tiempo. Será un círculo interesante que habrá que cuadrar.

En el caso de las mercancías que se trasladan de Gran Bretaña a la UE, ha sido necesario revisar las cadenas de suministro y el cumplimiento del IVA, especialmente cuando el proveedor de Gran Bretaña debe importar las mercancías. En este caso, la teoría choca con la realidad, lo que obliga a revisar los planes.

Muchos proveedores británicos que venden bienes a la UE decidieron que un buen enfoque sería obtener un número de IVA en los Países Bajos y, a continuación, importar los bienes con una licencia del artículo 23 para diferir el IVA de importación a la declaración del IVA, un esquema sencillo de establecer y gestionar. Sin embargo, según el Código Aduanero de la Unión, todo aquel que importe mercancías a la UE debe estar establecido en ella o designar a un "agente de aduanas indirecto" establecido en la UE.

Al aceptar este nombramiento, la entidad de la UE pasa a ser responsable conjuntamente con el importador del IVA y los derechos que se deben pagar. No es de extrañar que sea difícil encontrar empresas que ofrezcan este servicio. En 2020, el organismo que representa a los transitarios en Alemania sugirió que no se aceptaran tales nombramientos debido al riesgo financiero. Para muchas empresas británicas, la única solución ha sido crear una empresa en la UE, a menudo en los Países Bajos, para importar en su nombre.

El Brexit también causó problemas a las empresas británicas que suministran equipos que deben instalarse en fábricas u otros locales, como partes de las líneas de producción.

En el mercado único existe una simplificación para este tipo de entregas. El vendedor puede trasladar los bienes a otro Estado miembro para instalarlos, y el cliente debe pagar el impuesto de adquisición correspondiente a los bienes. Esto se debe a que no es necesario que el proveedor tenga un número de IVA local en el Estado miembro donde se instalan los bienes.

Tras el Brexit, los proveedores que envíen bienes desde Gran Bretaña a la UE para su instalación ya no podrán utilizar esta simplificación. En su lugar, el proveedor de Gran Bretaña debe ahora importar los bienes a la UE y luego realizar una venta. Si los bienes se importan y se instalan en un Estado miembro en el que se aplica la inversión del sujeto pasivo ampliada a la venta, se producirá un problema de tesorería en relación con el IVA de importación pagado. Las reclamaciones deben realizarse con arreglo a la Directiva 13 y, si el Estado miembro en cuestión aplica el concepto de "reciprocidad", la reclamación puede ser denegada.

La "reciprocidad" permite a un Estado miembro denegar la devolución del IVA a los contribuyentes de terceros países que no permiten la devolución del IVA a los contribuyentes del Estado miembro. El Estado miembro suele publicar una lista de terceros países que pueden presentar solicitudes cuando se invoca la reciprocidad.

Antes del Brexit, no era necesario que el Reino Unido estuviera en esa lista, por lo que ahora representa un riesgo real. Algunos Estados miembros, entre ellos España, añadieron al Reino Unido a su lista inmediatamente después del Brexit. Si no se tienen en cuenta estas sutiles complejidades antes de acordar una transacción, las consecuencias para la tesorería podrían ser graves, por lo que la planificación es esencial.

Las empresas también tienen que asegurarse de que están preparadas para los cambios que entrarán en vigor el 1 de enero de 2022.

En virtud del Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la UE y el Reino Unido, las mercancías exportadas desde Gran Bretaña a la UE con origen en el Reino Unido están libres de derechos de importación. En algunas situaciones, los exportadores exigen a sus proveedores información sobre el origen de las mercancías que suministran.

Hasta el 31 de diciembre de 2021, un exportador de mercancías de Gran Bretaña a la UE no necesitaba disponer de una declaración del proveedor cuando realizaba una declaración de origen que debía utilizar el cliente para solicitar el tipo de derecho cero sobre las importaciones en la UE. Basta con que el exportador esté seguro de que se cumplen las normas de origen y haga todo lo posible por obtener las declaraciones de los proveedores a posteriori.

Supongamos que un exportador británico se encuentra con que la declaración del proveedor no está disponible a posteriori. En ese caso, debe informar al cliente de la UE, que tendrá que considerar la repercusión en las importaciones que ha realizado.

Si un exportador no puede atender una solicitud oficial de verificación del origen de las mercancías que son del Reino Unido, el cliente de la UE deberá pagar el tipo de derecho completo con carácter retroactivo.

A partir del 1 de enero de 2022, un exportador debe tener una declaración del proveedor, cuando se requiera, al hacer la declaración de origen al cliente o se pagará la tasa completa de derechos de aduana. Este importante cambio en la normativa afectará a todas las empresas que exporten a la UE, incluidos los minoristas de comercio electrónico que vendan productos por encima de 150 euros.

Tome medidas

Póngase en contacto con para conocer las ventajas que puede ofrecer un proveedor de servicios gestionados para aliviar la carga de cumplimiento del IVA de su empresa.

El paquete de IVA para el comercio electrónico de la UE está a punto de cumplir seis meses y las empresas deberían haber presentado su primera declaración de la ventanilla única de la Unión (OSS) a finales de octubre de 2021. El sistema de ventanilla única de la Unión supone una simplificación del requisito de estar registrado a efectos del IVA en varios Estados miembros cuando se realizan entregas de bienes y servicios intracomunitarias.

Aunque se trata de una simplificación, hay varias condiciones que deben cumplirse de forma continuada para seguir utilizándolo. La Comisión Europea elaboró una serie de guías sobre la aplicación del OSS de la Unión antes de su introducción, que proporcionaban orientación sobre su funcionamiento. Sin embargo, todavía hay varias preguntas sobre cómo interactúa el OSS de la Unión con otras obligaciones de cumplimiento vigentes para los vendedores de comercio electrónico en la UE.

Unión OSS – interacción con Intrastat

Intrastat es el mecanismo de la UE para proporcionar detalles del comercio intracomunitario en ausencia de fronteras aduaneras. Consta de dos componentes: las declaraciones de expedición presentadas en el Estado miembro donde se inicia el transporte y las declaraciones de llegada en el Estado miembro de entrega.

Las empresas de comercio electrónico que venden bienes intracomunitarios han tenido que cumplir durante mucho tiempo con las obligaciones de Intrastat cuando superaban los umbrales de notificación. Para muchas empresas, la obligación surgía en el Estado miembro desde el que se enviaban las mercancías, ya que éstas se entregaban en varios países de la UE, por lo que a menudo se superaban los umbrales.

Además, los vendedores de comercio electrónico más grandes también tenían la obligación de presentar declaraciones de llegada en el país de entrega de las mercancías aunque no fueran el comprador de las mismas. Los más grandes también pueden haber tenido la obligación de presentar declaraciones de expedición en el Estado miembro de su cliente debido a las mercancías devueltas.

No se menciona Intrastat en ninguna de las guías de la Comisión Europea sobre el OSS, por lo que no se ofrece ninguna orientación sobre cómo se aplicará cuando una empresa adopte el OSS de la Unión. Además, muchos Estados miembros no parecen tener actualmente una posición finalizada sobre la interacción con el OSS de la Unión.

La situación en el Estado miembro de expedición de los bienes parece clara, pero pueden surgir complejidades cuando los bienes se expiden desde más de un Estado miembro, especialmente si no se registra el IVA en ese país. Aunque esto es poco probable, hay circunstancias en las que no se requiere o incluso se permite el registro del IVA.

La verdadera complejidad está en las declaraciones de llegada de Intrastat. El principio del OSS de la Unión es que no se requiere el registro del IVA en el Estado miembro del cliente para las entregas intracomunitarias. Puede haber otras razones para registrar el IVA allí, pero para muchos vendedores de comercio electrónico, no tendrán que estar registrados en el Estado miembro de entrega.

Esto plantea la cuestión de si las declaraciones de llegada son necesarias en esos territorios. Algunas autoridades de Intrastat han proporcionado orientación y las que lo han hecho han tomado caminos diferentes. Algunas dejan claro que no es necesario declarar las llegadas cuando se utiliza el sistema de pago de la Unión, mientras que otras siguen exigiendo que se declaren aunque no exista un registro local del IVA.

Seguimos vigilando la situación y la actualizaremos cuando tengamos más información.

Sindicatos OSS y otras declaraciones

Los vendedores de mercancías por comercio electrónico pueden tener otras obligaciones fiscales y de cumplimiento en los países a los que entregan las mercancías. Entre ellas, el cumplimiento de las normas locales del país en materia de impuestos medioambientales. Por ejemplo, en Rumanía, los vendedores de comercio electrónico deben presentar declaraciones del Fondo Medioambiental, incluso si la empresa ha optado por utilizar el OSS de la Unión. Esto crea complejidad, ya que normalmente se utiliza el número de IVA rumano para presentar las declaraciones. Parece que es posible un registro separado para garantizar el cumplimiento de la normativa medioambiental.

También existe un problema potencial en Hungría con el impuesto sobre el comercio minorista que deben pagar las empresas con una facturación superior a 500 millones de HUF. Sigue existiendo la obligación de pagar el impuesto incluso si no se registra el IVA debido al OSS de la Unión. Las empresas afectadas tendrán que asegurarse de que siguen cumpliendo la normativa.

Es de esperar que surjan problemas con cualquier régimen nuevo, pero se puede argumentar que algunos de ellos deberían haberse previsto y haberse proporcionado orientaciones claras, especialmente en el caso de Intrastat. Está claro que algunas autoridades no han considerado el asunto en absoluto antes de la introducción de la Unión OSS. Seguiremos vigilando la situación y proporcionaremos más actualizaciones cuando dispongamos de más información.

Tome medidas

Póngase en contacto con para tratar sus dudas sobre el OSS de la Unión con nuestros expertos en fiscalidad y síganos en LinkedIn y Twitter para estar al día de las noticias y actualizaciones sobre normativa.

Más de 170 países de todo el mundo han implantado un sistema de IVA, y algunos de los más recientes en adoptarlo son los países del Golfo. En un intento de diversificar los recursos económicos, los países del Golfo han pasado la última década investigando otras formas de financiar sus servicios públicos.

Por ello, en 2016 el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo), formado por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Kuwait, Qatar y Omán, firmó el Acuerdo Común del IVA para introducir un sistema de IVA con un tipo del 5%.

El primer paso: Adopción del IVA en el CCG

Tras el acuerdo sobre el IVA, Arabia Saudí y los EAU aplicaron el IVA en 2018. Bahréin le siguió con un régimen de IVA en 2019. Recientemente, Omán aplicó un IVA del 5% a partir de abril de 2021 y, de cara al futuro, se espera que tanto Qatar como Kuwait promulguen leyes de IVA durante el próximo año.

El segundo paso: La digitalización del IVA

Tras la implantación del IVA y el aumento del tipo del IVA del 5% al 15%, Arabia Saudí ha dado el siguiente paso para digitalizar los mecanismos de control del cumplimiento del IVA.

El Reglamento de Facturación Electrónica promulgado en diciembre de 2020 establece la obligación de que todos los sujetos pasivos residentes generen y almacenen las facturas electrónicamente. Esta obligación se aplicará a partir del 4 de diciembre de 2021.

Arabia Saudí ha hecho un progreso considerable desde que introdujo el IVA por primera vez en 2018. Se espera que el Reglamento de facturación electrónica saudí no solo fomente la digitalización y la automatización para las empresas, sino que también logre la eficiencia en los controles del IVA y mejores datos macroeconómicos para su autoridad fiscal, un avance que probablemente será replicado por otros países del CCG en breve.

Teniendo en cuenta los esfuerzos que supone la digitalización de los procesos gubernamentales y el calendario de implantación del IVA, el siguiente candidato para la adopción de una facturación electrónica similar sería probablemente los EAU. Aunque actualmente no hay planes para un marco obligatorio, los EAU han anunciado audaces planes de digitalización general. Según , el sitio web del gobierno de los EAU, "En 2021, el gobierno inteligente de Dubái estará completamente libre de papel, eliminando más de mil millones de piezas de papel utilizadas para las transacciones gubernamentales cada año, ahorrando tiempo, recursos y el medio ambiente."

La generalización de la digitalización del IVA suele ser la segunda reforma tras la adopción del IVA. Dado que Bahrein y Omán también cuentan con sistemas de IVA, la introducción de la facturación electrónica obligatoria en los próximos años en estos países no sería una sorpresa. La adopción de la facturación electrónica en Qatar y Kuwait dependería del éxito de la implantación del IVA, por lo que no es fácil estimar cuándo comenzará su andadura de digitalización del IVA, pero no cabe duda de que se producirá en algún momento.

El siguiente paso para la adopción del IVA en el CCG

Tras la adopción de la facturación electrónica, los países del Golfo pueden seguir digitalizando otros procesos del IVA, incluidas las declaraciones del IVA. La precomposición de las declaraciones del IVA utilizando los datos recogidos a través de los sistemas de facturación electrónica es otra tendencia hacia la que se encaminan los países.

Independientemente de la forma de la digitalización, habrá muchas partes móviles en lo que respecta al IVA y su ejecución. Las empresas que operan en la región deben estar preparadas para invertir en sus procesos de cumplimiento del IVA para evitar multas innecesarias y riesgo de reputación por incumplimiento.

Tome medidas

Para saber más sobre lo que creemos que nos depara el futuro, descargue VAT Trends: Hacia un control continuo de las transacciones. Síganos en LinkedIn y Twitter para estar al día de las novedades y actualizaciones normativas.

A current mega-trend in VAT is continuous transaction controls (CTCs), whereby tax administrations increasingly request business transaction data in real-time, often pre-authorising data before a business can progress to the next step in the sales or purchase workflow.

When a tax authority introduces CTCs, companies tend to view this as an additional set of requirements to be implemented inside ERP or transaction automation software by IT experts. This kneejerk reaction is understandable as implementation timelines tend to be short and potential sanctions for non-compliance significant.

But businesses would do better to approach these changes as part of an ongoing journey to avoid inefficiencies and other risks. From a tax authority perspective, CTCs are not a standalone exercise but part of a wider digital transformation strategy where all data that can be legally accessed for audit purposes is transmitted to them electronically.

It’s all about the data

In many tax authorities’ vision of digitization, each category of data is received at ‘organic’ intervals that follow the natural cadence of data processing by the businesses and data needs of governments.

Tax administrations use digitization to access data more conveniently, on a more granular level, and more frequently.

A business that doesn’t consider this continuum from the old world of reporting and audit to the new world of automated data exchange risks over-focusing on the ‘how’ – the orchestration of messages to and from a CTC platform – rather than keeping a close eye on the ‘why’ – transparency of business operations.

Data received quicker and in a structured, machine-exploitable format is infinitely more valuable for tax administrations as it gives them an opportunity to perform deeper analysis of both varying taxpayer and third-party sources of data.

If your business data is incomplete or faulty, you are likely exposing yourself to increased audits, as your bad data is under scrutiny and more transparent to the taxman.

Put differently, in a digitized world of tax, garbage-in will translate to garbage-out.

How to prepare for CTCS – automation is key

Many companies already have the magic formula to fix these data issues at their fingertips. Start by preparing for this wave of VAT digitization with a project to analyse internal data issues and work with upstream internal and external stakeholders – including suppliers – to fix them.

Tools designed to introduce automated controls for VAT filing processes can help achieve better insight into the upstream data issues that need ironing out. These same tools can also help you through the CTC journey by re-using data extraction and integration methods set up for VAT reporting for CTC transmission, thereby creating better data governance and keeping a connection between these two naturally linked processes.

A lot of bad data stems from residual paper-based processes such as paper or PDF supplier invoices or customer purchase orders. Taking measures now to switch to automated processes based on structured, fully machine-readable alternatives will make a big difference.

Improving invoice data is not the only challenge. With the inevitable broadening of document types to be submitted under CTC rules (from invoice to buy-side approval messages, to transport documents and payment status data) tax administrations will cross-check more and more of your data, as well as trading partners’ and third parties’ data — think financial institutions, customs, and other available data points.

Tax administrations are unlikely to stop their digitization efforts at indirect tax. Mandates to introduce The Standard Audit File for Tax (SAF-T ) and similar e-accounting requirements show how quickly countries are moving away from the old world of tax and onsite audits.

All this data, from multiple sources with strong authentication, will paint an increasingly detailed and undeniable picture of your business operations. It is just a matter of time before corporate income tax returns will be pre-filled by tax administrations who expect little to no legitimate changes from your side.

‘Substance over form’ is a popular aphorism in the world of tax. As more business applications and data streams become readily accessible by tax administrations, you need to start considering data quality and consistency as a first step towards thriving in the world of digitized tax enforcement.

Aim for more, not less, insight into your business than the taxman

In the end, tax administrations want to understand your business. They don’t just want data, they want meaningful information on what you do, why you do it, how you trade, with whom and when. This is also exactly what your owners and management want.

So the ultimate goals are the same between businesses and tax administrations – it’s just that businesses will often prioritise operational efficiency and financial objectives whereas tax administrations focus on getting the best, most objective information possible.

Tax administrations introducing CTCs as an objective may be a blessing in disguise, and there are benefits of introducing better analytics to your business to comply with tax administration requirements.

The real value lies in real-time insight into business operations and financial indicators such as cash management or supply chain weaknesses. This level of instant insight into your own business also enables you to always be one step ahead, leaving you in control of the picture your data is providing to governments.

CTCs are the natural next step on a journey to a brave new world of business transparency.

Take Action

Download VAT Trends: Toward Continuous Transaction Controls for other perspectives on the future of tax. Follow us on LinkedIn and Twitter to keep up-to-date with regulatory news and developments.

 

En este blog, ofrecemos una visión de los controles continuos de las transacciones (CTC) y de la terminología que suele asociarse a ellos.

Con las crecientes lagunas del IVA en todo el mundo, cada vez más autoridades fiscales introducen controles más estrictos. Su objetivo es aumentar la eficacia, evitar el fraude y aumentar los ingresos.

Una de las formas en que los gobiernos pueden obtener un mayor conocimiento de las transacciones de una empresa es mediante la introducción de los CTC. Estos mandatos exigen que las empresas envíen los datos de sus facturas a la autoridad fiscal en tiempo real o casi real. Uno de los métodos más populares de CTC requiere que una factura sea compensada antes de que pueda ser emitida o pagada. De este modo, la autoridad fiscal no sólo tiene visibilidad, sino que ejerce un cierto control operativo sobre las transacciones comerciales.

¿Qué es el IVA?

El principio básico del IVA (impuesto sobre el valor añadido) es que el gobierno obtiene un porcentaje del valor añadido en cada paso de una cadena económica. La cadena termina con el consumo de los bienes o servicios por parte de un individuo. El IVA lo pagan todas las partes de la cadena, incluido el cliente final. Sin embargo, sólo las empresas pueden deducir el impuesto soportado.

Muchos gobiernos utilizan las facturas como prueba principal para determinar los impuestos "indirectos" que les deben las empresas. El IVA es, con mucho, el impuesto indirecto más importante para casi todas las naciones comerciales del mundo. Muchos países con IVA ven cómo este impuesto aporta más del 30% de todos los ingresos públicos.

¿Qué es la brecha del IVA?

La brecha del IVA es la diferencia global entre los ingresos del IVA previstos y la cantidad realmente recaudada.

En Europa, la brecha del IVA asciende a unos 140.000 millones de euros cada año, según el último informe de la Comisión Europea . Esta cantidad representa una pérdida del 11% de los ingresos por IVA previstos en el bloque. A nivel mundial, calculamos que el IVA adeudado pero no recaudado por los gobiernos debido a errores y fraudes podría ascender a medio billón de euros. Esta cifra es similar al PIB de países como Noruega, Austria o Nigeria. La brecha del IVA representa entre el 15 y el 30% del IVA adeudado en todo el mundo.

¿Qué son los controles continuos de las transacciones?

Los controles continuos de las transacciones son un enfoque de la aplicación de los impuestos. Se basa en el envío electrónico de datos transaccionales desde los sistemas del contribuyente a una plataforma designada por la administración fiscal, que tiene lugar justo antes/durante o justo después del intercambio real de dichos datos entre las partes de la transacción subyacente.

Un CTC popular suele denominarse "modelo de compensación" porque los datos de las facturas son efectivamente compensados por la administración fiscal y en tiempo casi o real. Además, los CTC pueden ser una sólida herramienta para obtener cantidades sin precedentes de datos económicos que pueden utilizarse para informar la política fiscal y monetaria.

¿Dónde empezaron los CTC?

Los primeros pasos hacia esta forma de aplicación radicalmente diferente comenzaron en América Latina a principios de la década de 2000. Otras economías emergentes, como Turquía, siguieron su ejemplo una década después. Muchos países de América Latina cuentan ahora con sistemas estables de CTC. Estos requieren una gran cantidad de datos para la aplicación del IVA a partir de las facturas. Otros datos clave, como el estado de los pagos o los documentos de transporte, también pueden ser recogidos y preaprobados directamente en el momento de la transacción.

Qué es la facturación electrónica

La facturación electrónica o e-facturación es el envío, la recepción y el almacenamiento de facturas en formato electrónico sin el uso de facturas en papel a efectos de cumplimiento fiscal o de prueba. El escaneo de facturas recibidas o el intercambio de mensajes de facturas electrónicas en paralelo a las facturas en papel no es facturación electrónica desde el punto de vista legal. A menudo se exige la facturación electrónica como parte de un mandato de CTC, pero no tiene por qué ser así; en la India, por ejemplo, la factura debe ser autorizada por la administración fiscal, pero no es obligatorio intercambiar posteriormente la factura en formato digital.

El objetivo de los CTC y de los mandatos de facturación electrónica suele ser utilizar los datos de las empresas que se controlan en la fuente, durante las transacciones reales, para rellenar previamente o sustituir las declaraciones del IVA. Esto significa que las empresas deben mantener una comprensión holística de la evolución de los CTC y su uso por parte de las administraciones fiscales para su planificación tecnológica y organizativa.

¿Qué hay en el horizonte?

A medida que más gobiernos se dan cuenta de los beneficios en materia de ingresos y estadísticas económicas que aporta la introducción de estos controles más estrictos, vemos más mandatos en el horizonte. Esperamos que el aumento de los regímenes de impuestos indirectos basados en los CTC se acelere considerablemente en los próximos cinco a diez años. Nuestra previsión es que la mayoría de los países que actualmente tienen IVA, GST o impuestos indirectos similares habrán adoptado estos controles total o parcialmente en 2030.

De cara al futuro, a día de hoy sabemos que en Europa, en los próximos años, Francia, Bulgaria y también Polonia introducirán los CTC. Arabia Saudí también ha publicado recientemente normas para la facturación electrónica y muchos otros seguirán su ejemplo.

Los próximos mandatos representan una oportunidad para la transformación digital de una empresa, más que un reto. Si se ven con la mentalidad adecuada. Pero, como con todo cambio, la preparación es clave. Las empresas globales deben dejar suficiente tiempo y recursos para planificar estratégicamente los próximos requisitos de CTC y otros requisitos de digitalización del IVA. Una solución global de cumplimiento del IVA se adaptará a sus necesidades tanto hoy como en el futuro, a medida que la ola de mandatos gane impulso en todo el mundo.

Tome medidas

Con cobertura en más de 60 países, póngase en contacto con nosotros para hablar de sus requisitos de facturación electrónica del IVA.

Como se detalla en nuestro informe anual VAT Trends: Hacia un control continuo de las transacciones, hay un cambio creciente hacia la imposición en destino que se aplica a determinadas operaciones transfronterizas.

En el antiguo mundo del comercio en papel, el cumplimiento de las fronteras fiscales, entre o dentro de los países, era principalmente una cuestión de controles aduaneros físicos. Para facilitar el comercio y optimizar los recursos, muchos países han aplicado históricamente normas «de minimis». Éstas establecían límites específicos (por ejemplo, 10-22 euros aplicados en la Unión Europea) por debajo de los cuales las mercancías importadas estaban exentas del IVA.

Los servicios transfronterizos, que no pueden o no son fáciles de controlar en la frontera, a menudo escapan a la recaudación del IVA o se gravan en el país del proveedor del servicio. En la última década se ha producido un enorme aumento del comercio transfronterizo de bienes de bajo valor y de servicios digitales. Por ello, las administraciones tributarias están adoptando importantes medidas para gravar estos suministros en el país de consumo/destino.

Tratamiento del IVA de las entregas digitales/electrónicas B2C realizadas por proveedores extranjeros

Desde la publicación en 2015 del Informe del Proyecto de Acción 1 de la OCDE/G20 sobre la Erosión de la Base y el Traslado de Beneficios (BEPS) para abordar los desafíos fiscales de la economía digital, la mayoría de los países de la OCDE y del G20 han adoptado normas para el tratamiento del IVA de los suministros digitales/electrónicos B2C por parte de proveedores extranjeros. Las Directrices Internacionales sobre el IVA/IGC publicadas junto con el Informe de la Acción 1 del Proyecto recomiendan los siguientes enfoques para la recaudación del IVA/IGC en las ventas B2C de servicios electrónicos por parte de proveedores extranjeros:

Desde entonces, muchos países industrializados y emergentes han promulgado leyes sobre esta orientación de la OCDE; la mayoría se aplican únicamente a las transacciones B2C, aunque algunas de estas jurisdicciones han impuesto obligaciones que se aplican o podrían aplicarse tanto a las transacciones B2B como a las B2C.

En el caso de los bienes de bajo valor, la OCDE ha formulado recomendaciones similares que prevén tanto un modelo de recaudación basado en el vendedor como en el intermediario. La tendencia a la imposición basada en el destino afecta a muchos ámbitos diferentes de la imposición sobre el consumo, entre los que se encuentran los siguientes ejemplos.

Paquete de IVA para el comercio electrónico y los servicios digitales de la UE

La UE ha ido introduciendo gradualmente nuevas normas sobre el IVA de los servicios. Se trata de garantizar que el país de consumo reciba el impuesto con mayor precisión. A partir del 1 de enero de 2015, y como parte de este cambio, cambia el lugar donde se grava la prestación de servicios digitales. Se gravará en el lugar de la UE donde el cliente final privado tenga su dirección permanente o resida habitualmente. Estos cambios se suman a la introducción del sistema de Ventanilla Única (VU) , cuyo objetivo es facilitar la declaración a los sujetos pasivos y a sus representantes o intermediarios. En el marco del paquete de medidas sobre el IVA en el comercio electrónico de la UE , cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de julio de 2021, todos los servicios y todos los bienes, incluidas las importaciones basadas en el comercio electrónico, están sujetos a una compleja normativa que incluye cambios en el funcionamiento de las aduanas de todos los Estados miembros.

Con este cambio hacia la tributación en destino de determinadas transacciones transfronterizas, es fundamental que las empresas comprendan plenamente su impacto. No sólo en sus procesos empresariales, sino también en el cumplimiento de las normas y reglamentos cambiantes.

Tome medidas

Póngase en contacto con para hablar de sus obligaciones en materia de IVA en el comercio transfronterizo. Para saber más sobre el futuro del IVA, descargue nuestro informe VAT Trends: Hacia un control continuo de las transacciones.

El sistema de facturación electrónica colombiano está alcanzando su nivel de madurez. Desde su creación en 2018, Colombia ha ido consolidando y ampliando el mandato para hacerlo más estable, fiable y completo.

Como resultado de la promulgación de la reciente Resolución 000013/2021, la administración tributaria colombiana (DIAN), amplió oficialmente el mandato de facturación electrónica para incluir también las transacciones de nómina. Esta ampliación sigue el patrón establecido por México, Brasil y otros países que ya ampliaron el mandato de facturación electrónica a las transacciones de nómina también.

El Documento Soporte de Nómina Electrónica es conocido localmente en Colombia como Documento Soporte de Nómina Electrónica o también simplemente como Nómina Electrónica. Se trata de un nuevo documento digital destinado a respaldar y validar los gastos relacionados con la nómina y las deducciones del impuesto a la renta y los créditos del IVA (si corresponde) cuando las empresas realizan pagos derivados de las relaciones laborales, jurídicas y otras similares (pensiones).

En términos sencillos, las transacciones de costes laborales deben declararse en este nuevo sistema digital para que sean válidas. Es decir, siempre que los empresarios realicen pagos por sueldos, salarios, reembolsos, pensiones, etc.

¿Quién está obligado a cumplir el mandato de la nómina electrónica en Colombia?

Los empleadores que pagan salarios en virtud de una relación laboral, cuando los pagos se declaran como gastos a efectos del impuesto sobre la renta o como impuestos deducibles para el IVA, tienen que cumplir. Sin embargo, existen importantes excepciones derivadas de ese marco legal. Por ejemplo, las oficinas públicas, las entidades sin ánimo de lucro o los contribuyentes del régimen simplificado no están actualmente obligados a cumplir. En consecuencia, no necesitan utilizar esos pagos para deducir el impuesto sobre la renta o el IVA.

Calendario de despliegue

La DIAN estableció un cronograma de implementación basado en el número de empleados que el contribuyente tiene en la nómina. Existen cuatro etapas o grupos sujetos a los siguientes plazos:

Grupo Fecha límite para iniciar la generación y envío del documento Número de empleados
Desde Hasta
1 1 de septiembre de 2021 Más de 250 empleados101
2 1 de octubre de 2021 101 250
3 1 de noviembre de 2021 11 100
4 1 de diciembre de 2021 1 10

Fecha límite para el envío de remesas

Dado que la Nomina Electronica debe ser declarada mensualmente, los pagos de cada mes deben ser declarados antes del día 10 del mes siguiente. Las notas de regularización deben comunicarse en el mismo plazo, una vez que el empresario las haya efectuado.

Elementos de información del mandato de la nómina electrónica

Hay dos tipos básicos de informes que forman parte de este mandato: el documento de apoyo de la nómina electrónica y, cuando sea necesario, la nota de ajuste.

Documento de apoyo de la Nómina Electrónica o Nomina Electronica

Este documento electrónico contiene la información que soporta los pagos efectuados a los trabajadores en concepto de salarios y otras compensaciones, las deducciones y la diferencia entre ellas efectuadas por el empleador, según lo reportado en la nómina. El empleador debe generar y transmitir el documento a la DIAN utilizando el formato XML establecido en la documentación técnica incluida en la norma 000037/2021.

Notas de ajuste

En este mandato no existen notas de crédito como las conocemos en el sistema de factura electrónica de Colombia. Sin embargo, cuando un empleador necesite hacer correcciones al Documento Soporte de Nómina Electrónica reportado a la DIAN, podrá emitir lo que conocemos como Notas de Ajuste donde se le permitirá al empleador corregir cualquier valor previamente reportado a la DIAN a través de la Nomina Electrónica.

Contenido y estructura de los informes

Los empleadores deben presentar a la DIAN informes individualizados para cada beneficiario que recibe pagos de los empleadores. En consecuencia, el reporte requiere el suministro de cierta información obligatoria para que la DIAN la valide. Esto incluye la correcta identificación del propio reporte, del reportante, además de los empleados, los salarios u otros pagos empleados, la fecha, la numeración, el software, etc.

Otro elemento de información obligatorio que vale la pena mencionar es el CUNE o Código Único del Documento de Apoyo a la Nómina Electrónica. Se trata de un identificador único para cada Documento Electrónico de Apoyo a la Nómina. Permitirá la identificación exacta de cada informe o de las Notas de Ajuste emitidas a continuación. Sin embargo, existe alguna información adicional opcional que puede ser proporcionada en función de las necesidades o conveniencia del empresario que realiza el informe.

Desde el punto de vista técnico, ni el Documento de Soporte de la Nómina Electrónica ni las Notas de Ajuste se basan en la estructura UBL 2.1 utilizada en Colombia para la factura electrónica. Esto se debe a que el estándar UBL no incluye módulos para las transacciones de nómina ni para los reportes. Por lo tanto, la DIAN ha basado su arquitectura en un estándar XML diferente. Cada reporte requiere una firma digital. Para ello, el contribuyente puede utilizar el mismo certificado digital utilizado para la firma de las facturas electrónicas.

Generación, transmisión y validación

La normativa vigente no exige que la Nomina Electrónica o las Notas de Ajuste deban ser generadas por una solución de software determinada o por un proveedor de software autorizado por la DIAN. Los contribuyentes tienen la opción de generar el reporte utilizando su propia solución. Esta es una solución de mercado o una solución que la DIAN proporcionará a los pequeños contribuyentes. Sin embargo, todos los reportes deben seguir estrictamente la documentación técnica emitida por la DIAN dentro de la Resolución 000037/2021. El envío de esos documentos es electrónico, utilizando los servicios web especificados por la DIAN.

Una vez realizada la transmisión, la DIAN valida el documento. A continuación, reportará al contribuyente la correspondiente respuesta del aplicativo, indicando su aceptación y validación. Sólo entonces, los montos reportados en el documento de nómina serán gastos válidos para la deducción.

Sanciones y penalizaciones

El incumplimiento de la nómina electrónica en Colombia estará sujeto a las mismas multas y sanciones establecidas para el incumplimiento del mandato de facturación electrónica, definidas en el Art. 652-1 del Estatuto Tributario de Colombia. Pero la implicación más importante del incumplimiento es que cualquier pago no reportado por el empleador, no será admitido como gasto para efectos del impuesto a la renta o del IVA cuando corresponda.

Tome medidas

Hable con nuestros expertos sobre sus requisitos fiscales en Colombia y manténgase al día con el cambiante panorama del cumplimiento del IVA descargando VAT Trends: Hacia un control continuo de las transacciones.

Este blog es un extracto del informe anual de tendencias del IVA de Sovos. Por favor, haga clic aquí para descargar su copia gratuita en su totalidad.

VAT requirements and their relative importance for businesses have changed significantly in recent years. For data that is transactional in nature, the overall VAT trend is clearly toward various forms of continuous transaction controls (CTCs).

The first steps toward this radically different mode of enforcement, known as the “clearance model”, began in Latin America in the early 2000s. Other emerging economies, such as Turkey, followed suit a decade later. And today, many countries in the Latin American region now have stable CTC systems where a significant amount of the data required for VAT enforcement is based on invoices. Other key data is harvested and pre-approved directly at the time of the transaction.

Características comunes del sistema de liquidación

Hay varias características y procesos de alto nivel que muchos sistemas de autorización tienen en común.

Sin embargo, en la práctica existen muchas variaciones de este modelo de referencia; muchos países con un sistema de autorización han aplicado extensiones y variaciones de estos procesos "estándar":

1. ACEPTAR LA EMISIÓN: Normalmente, el proceso comienza con el envío por parte del proveedor de la factura en un formato determinado a las autoridades fiscales o a un agente estatal autorizado para actuar en su nombre. Esta factura suele estar firmada con una clave privada secreta correspondiente a un certificado público expedido al proveedor.

2. OK/NOT OK: La autoridad fiscal o el agente estatal (por ejemplo, un operador acreditado o autorizado) suele verificar la factura firmada del proveedor y la liquida registrándola con un número de identificación único en su plataforma interna. En algunos países, se devuelve una prueba de compensación, que puede ser tan simple como un número de identificación único de la transacción, posiblemente con una marca de tiempo. En algunos casos, está firmada digitalmente por la autoridad fiscal/agente estatal. La prueba de liquidación puede separarse de la factura o añadirse a ella.

3. VALID: Upon receipt of the invoice, the buyer is often obligated or encouraged to check with the tax authority or its agent that the invoice received was issued in compliance with applicable requirements. In general, the buyer usually handles integrity and authenticity control using crypto tools, also used to verify a signed proof of clearance. In other cases, the tax authority or agent completes the clearance check online.

4. OK/NOT OK: Si el comprador ha utilizado un sistema en línea para realizar la validación descrita en el paso anterior, la autoridad fiscal o el agente estatal devolverá una respuesta OK/no OK al comprador.

The first “clearance” implementations were in countries like Chile, Mexico and Brazil between 2000 and 2010. They were inspired by this high-level process template. Countries that subsequently introduced similar systems, in Latin America and worldwide, take greater liberties with this basic process model.

Expansión mundial de los CTC

Europe and other countries passed through a stage allowing original VAT invoices to be electronic. This is without changing the basics of the VAT law enforcement model. This phase of voluntary e-invoicing without process re-engineering is “post audit” e-invoicing. The moment a tax administration audit comes into play is post-transaction. In a post audit system, the tax authority has no operational role in the invoicing process. It relies heavily on periodic reports transmitted by the taxpayer.

Largely due to the staggering improvements in revenue collection and economic transparency demonstrated by countries with existing CTC regimes, countries in Europe, Asia and Africa have also started moving away from post audit regulation to adopting CTC-inspired approaches.

Many EU Member States, for example, are moving toward CTCs not by imposing “clearance” e-invoicing but by making existing VAT reporting processes more granular and more frequent via CTC reporting. These countries will eventually adopt requirements for real-time or near-real-time invoice transmission. This is as well as electronic transmission of other transaction and accounting data to the tax authority. However, it’s not a foregone conclusion that they’ll all take these regimes to the extreme of invoice clearance.

CTC reporting from a purely technical perspective often looks like clearance e-invoicing, but these regimes are separate from invoicing rules. In addition, they don’t necessarily require the invoice as exchanged between the supplier and the buyer to be electronic.

El impacto de los CTC en las empresas

The VAT trend towards CTCs is obvious, but situations in individual countries and regions remain fluid. It’s important to align your company with local expertise that understands the nuances of your business and what regulations and rules you’re subject to.

Tome medidas

Empiece descargando el informe completo de tendencias de aquí o póngase en contacto con nosotros

Croacia ha sido uno de los primeros países del mundo en introducir un sistema de notificación en tiempo real de las transacciones en efectivo a la autoridad fiscal. Conocido como sistema de fiscalización en línea, se han introducido nuevos requisitos para mejorar los controles fiscales de las transacciones en efectivo.

Sistema de fiscalización en línea de Croacia

El sistema pretende luchar contra el fraude de los minoristas proporcionando a la autoridad fiscal visibilidad de las transacciones en efectivo en tiempo real y animando a los ciudadanos a participar en los controles fiscales mediante la validación del recibo fiscal a través de la aplicación web de la autoridad fiscal.

Anteriormente, el sistema de fiscalización en línea requería que los emisores enviaran los datos de la factura a la autoridad fiscal para su aprobación e incluyeran un código identificador de factura único (JIR) proporcionado por la autoridad fiscal en el recibo final emitido al cliente. El registro de la venta podía verificarse introduciendo el código JIR a través de la aplicación web de la autoridad fiscal.

¿Qué novedades presenta el sistema de fiscalización en línea de Croacia?

El gobierno ha introducido una nueva exigencia de recibos fiscales para facilitar la participación de los ciudadanos y aumentar el nivel de control de los registros y pruebas fiscales.

A partir de 1 de enero de 2021 debe incluirse un código QR en los recibos fiscalizados de las transacciones en efectivo. Los consumidores pueden ahora validar sus recibos entrando en el JIR a través de la aplicación web o escaneando el código QR.

Como parte de la reforma fiscal, el 1 de enero de 2021 entró en vigor un nuevo procedimiento de fiscalización de las ventas a través de dispositivos de autoservicio.

Para implementar el procedimiento de fiscalización a través de dispositivos de autoservicio, el contribuyente debe habilitar el uso de un software para la firma electrónica de los mensajes de venta y proporcionar la conexión a Internet para el intercambio electrónico de datos con la administración tributaria.

Al implementar la fiscalización de los dispositivos de autoservicio sólo se fiscaliza la venta y se envía a la administración tributaria, no se emite ninguna factura al cliente.

La legislación secundaria que especifica el proceso y las medidas para la seguridad y el intercambio de datos aún no se ha publicado a pesar de que el requisito ha entrado en vigor, pero se espera a corto plazo.

Tome medidas

Para saber más sobre lo que creemos que nos depara el futuro, descargue Trends: Hacia un control continuo de las transacciones.Síganos en LinkedIn y Twitter para estar al día de las noticias y actualizaciones sobre normativa.

El IVA representa entre el 15 y el 40% de todos los ingresos públicos a nivel mundial. Calculamos que la brecha mundial del IVA -es decir, los ingresos perdidos por errores y fraudes- podría ascender a medio billón de euros. El PIB de países como Noruega, Austria o Nigeria se encuentra en un nivel similar y esta brecha del IVA es lo suficientemente grande como para impactar significativamente en la economía de muchos países. Por esta razón, las autoridades fiscales de todo el mundo están tomando medidas para aumentar los ingresos perdidos mediante la digitalización del IVA.

Hasta hace poco, los requisitos del IVA han seguido tradicionalmente tres grandes categorías.

1. Requisitos de facturación y almacenamiento

A alto nivel, los requisitos que se aplican durante el procesamiento de las transacciones comerciales se desglosan en requisitos relacionados con:

2. Requisitos de información periódica

Se trata de informes de datos de transacciones comerciales en forma resumida o agregada o de datos completos de facturas individuales. Históricamente, este tipo de informes suele ser mensual, y algunos informes menos comunes son trimestrales o anuales.

3. Requisitos de auditoría

Esto ocurre cuando, durante el periodo de conservación obligatorio de las facturas y otros registros y libros, que suele ser de siete a diez años, una autoridad fiscal solicita el acceso a dichos registros para evaluar su correspondencia con los informes.

La tendencia a los controles continuos de las transacciones (CTC)

Los tipos de requisitos enumerados anteriormente, y su importancia relativa tanto para las empresas como para las autoridades fiscales, han cambiado significativamente en los últimos años. La tendencia general es claramente hacia diversas formas de CTC.

Este modo de aplicación radicalmente diferente, conocido como «modelo de compensación», comenzó en América Latina hace más de 15 años. Otras economías emergentes, como Turquía, le siguieron una década después. Muchos países de América Latina cuentan ahora con sistemas estables de CTC en los que gran parte de los datos necesarios para la aplicación del IVA se basan en las facturas y otros datos clave se recogen (y a menudo se aprueban previamente) directamente en el momento de la transacción.

Europa y otros países pasaron por una etapa en la que las facturas originales del IVA podían ser electrónicas sin cambiar los fundamentos del modelo de aplicación de la ley del IVA. Esta fase de facturación electrónica voluntaria sin reingeniería de procesos suele conocerse como facturación electrónica «post-auditoría». En un sistema de posauditoría, la autoridad fiscal no tiene ningún papel operativo en el proceso de facturación, ya que depende en gran medida de los informes periódicos transmitidos por el contribuyente. Ser capaz de demostrar la integridad y autenticidad de las facturas electrónicas desde el momento de su emisión hasta el final del periodo de almacenamiento obligatorio es clave para los socios comerciales en los regímenes de posauditoría.

En gran medida, debido a las asombrosas mejoras en la recaudación de ingresos y la transparencia económica de los países con regímenes de CTC existentes, los países de Europa, Asia y África también han comenzado a adoptar regímenes similares. Esta rápida adopción de los CTC en muchos otros países no sigue el mismo camino de migración rápida de los primeros adoptantes. De hecho, a medida que la tendencia se extiende por todo el mundo, cada vez está más claro que habrá muchos modelos diferentes que se sumarán a la complejidad y los retos a los que se enfrentan las empresas multinacionales en la actualidad.

Actuar sobre la digitalización del IVA

Descargue VAT Trends: Toward Continuous Transaction Controls para leer más sobre el panorama del IVA, que está en constante cambio, la digitalización del IVA y cómo pueden prepararse las empresas mundiales.

Recientemente hemos lanzado la 12ª edición de nuestro Informe Anual de Tendencias. En él destacamos los requisitos legales actuales y a corto plazo en todas las regiones y ámbitos de cumplimiento del IVA. El informe, «VAT Trends: Toward Continuous Transaction Controls» ha sido elaborado por un equipo de expertos en cumplimiento fiscal internacional y ofrece una visión completa del panorama normativo, ya que los gobiernos de todo el mundo están promulgando nuevas y complejas políticas para hacer cumplir los mandatos del IVA, obtener información sin precedentes sobre los datos económicos y cerrar las brechas de ingresos.

En la edición de este año nos centramos en cuatro megatendencias fiscales emergentes con potencial para impulsar el cambio en la forma en que las empresas multinacionales abordan la información reglamentaria y gestionan el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Las cuatro megatendencias fiscales

Las megatendencias incluyen:

  1. Continuous Transaction Controls (CTCs) – Los países con regímenes CTC existentes están viendo mejoras en la recaudación de ingresos y en la transparencia económica. Ahora, otros países de Europa, Asia y África están pasando de la regulación posterior a la auditoría a la adopción de estos enfoques inspirados en los CTC.
  2. Un cambio hacia la imposición en destino para determinadas transacciones transfronterizas – Los servicios transfronterizos han escapado históricamente a la recaudación del IVA en el país del consumidor. Debido al gran aumento del comercio transfronterizo de bienes de escaso valor y de servicios digitales en la última década, las administraciones están adoptando medidas importantes para gravar estas prestaciones en el país de consumo o de destino.
  3. Responsabilidad del agregador – Con el aumento de las obligaciones de declaración de impuestos o de facturación electrónica en las diferentes categorías de contribuyentes, las administraciones tributarias buscan cada vez más formas de concentrar la responsabilidad de declaración de impuestos en las plataformas que ya agregan naturalmente un gran número de transacciones. Los mercados de comercio electrónico y los proveedores de la nube de gestión de transacciones comerciales estarán cada vez más en la obligación de enviar los datos de las empresas de sus redes a la administración, pudiendo incluso heredar la responsabilidad de pagar sus impuestos.
  4. Contabilidad y liquidación electrónicas – La combinación de los CTC con la obligación de sincronizar todos los libros contables hace que la auditoría in situ sólo sea necesaria en los casos en que se produzcan anomalías importantes en estas ricas fuentes de datos. Con el tiempo, el objetivo es que las declaraciones del IVA y otros informes fiscales sean rellenados previamente por la administración fiscal basándose en los datos del sistema fuente de los contribuyentes, fuertemente autentificados.

Según Christiaan van der Valk, autor principal del informe y vicepresidente de estrategia de Sovos, los controles continuos de las transacciones se han convertido en la principal preocupación de las empresas multinacionales que desean garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, a pesar de la creciente diversidad de enfoques de aplicación del IVA. Las autoridades fiscales se mantienen firmes en su compromiso de cerrar la brecha del IVA. En consecuencia, utilizarán todas las herramientas a su disposición para recaudar los ingresos adeudados. Esto es especialmente cierto para después de la COVID-19, cuando se espera que los gobiernos se enfrenten a un déficit presupuestario sin precedentes.

Tendencias del IVA: Hacia un control continuo de las transacciones

Más allá de las megatendencias, nuestro informe incluye una importante revisión de los perfiles de requisitos nacionales y regionales. Estos perfiles proporcionan una instantánea de los requisitos legales actuales y previstos a corto plazo en los diferentes ámbitos de cumplimiento del IVA. El informe también examina cómo los gobiernos han adoptado la transformación digital para acelerar la recaudación de ingresos, disminuir el fraude y reducir las brechas del IVA.

«Tendencias del IVA: Hacia un control continuo de las transacciones» es el informe más completo de su clase. Ofrece una visión objetiva del panorama del IVA con un análisis imparcial de expertos fiscales y normativos con años de experiencia en los entornos fiscales más complejos del mundo. Si usted es un profesional fiscal, informático o jurídico que trabaja con empresas multinacionales, le recomendamos encarecidamente que descargue el informe y se familiarice con su contenido. El ritmo de cambio de los entornos fiscales y normativos se está acelerando y este informe le permitirá estar preparado.

Francia está introduciendo controles continuos de las transacciones (CTC). A partir de 2023, Francia implantará una obligación de compensación y notificación electrónica de la facturación electrónica B2B. Con estos amplios requisitos, junto con la obligación de facturación electrónica B2G que ya es obligatoria, el Gobierno pretende aumentar la eficiencia, reducir los costes y luchar contra el fraude. Obtenga más información.

Francia muestra una sólida comprensión de este complejo tema del CTC, pero aún quedan algunos interrogantes.

Introducción

Francia anuncia cambios en el IVA impulsados por las reformas internacionales para los controles continuos de las transacciones del IVA («Controles continuos de las transacciones» o «CTC»). El Gobierno francés pretende aumentar la eficacia, reducir los costes y luchar contra el fraude mediante la implantación de la liquidación obligatoria de facturas electrónicas B2B. Esto, unido a la obligación de presentar informes electrónicos , proporciona a la administración fiscal todos los datos pertinentes de las transacciones B2B y B2C. Se empezará por las grandes empresas.

Un sistema mixto de CTC

En el informe «El IVA en la era digital en Francia» («La TVA à l’ère du digital en France»), la Direction Générale des Finances Publiques -o DG-FIP- describe su objetivo de aplicar esta solución mixta. La base será la liquidación obligatoria de las facturas electrónicas (idealmente para todas las facturas, sin excepciones como los importes límite, etc.).

Esto proporcionará a la autoridad fiscal los datos relativos a cualquier transacción nacional B2B. Sin embargo, para poder combatir eficazmente el fraude, incluido el de tipo carrusel, esto no es suficiente; necesitan tener acceso a todos los datos de las transacciones. Por lo tanto, los datos que la autoridad fiscal no recibirá como parte del proceso de compensación de facturas electrónicas -en particular las facturas B2C y las facturas emitidas por proveedores extranjeros que no estarán sujetas a un mandato nacional francés, así como determinados datos de pago- estarán sujetos a una obligación complementaria de notificación electrónica. (La obligación de comunicar estos últimos datos por vía electrónica no significa que las facturas subyacentes deban ser facturas electrónicas; las partes pueden seguir transmitiendo en papel entre ellas).

La arquitectura de compensación

El informe describe cómo la DG-FIP ha considerado dos posibles modelos para el proceso de liquidación de facturas electrónicas. Esto es a través del portal central Chorus Pro (actualmente el punto de liquidación de todas las facturas B2G). Se trata del modelo V y del modelo Y.

En el modelo V hay una plataforma pública que sirve de punto de liquidación; la plataforma central Chorus Pro es la única plataforma autorizada a través de la cual se puede transmitir la factura al comprador o, en su caso, al proveedor de servicios del comprador.

El modelo Y incluye, además de la plataforma central, a terceros proveedores de servicios certificados, que están autorizados a compensar y transmitir las facturas entre las partes que realizan las transacciones. Esta alternativa es la preferida por la comunidad de proveedores de servicios. Por esta razón, y porque este modelo es más resistente al no estar expuesto a un único punto de fallo, el informe parece favorecer el modelo Y.

Línea de tiempo

En cuanto al calendario, a partir de enero de 2023, todas las empresas deberán poder recibir facturas electrónicas a través del sistema centralizado. En cuanto a la emisión, se prevé un despliegue similar al del mandato de factura electrónica B2G, empezando por las grandes empresas.

Desafíos y camino a seguir

El informe sienta una buena base para el despliegue de este sistema mixto de CTC. Sin embargo, habrá que aclarar muchas cuestiones para permitir una implantación sin problemas. Algunas de ellas bastante fundamentales.

      • El modelo propuesto implica que la administración fiscal francesa debe reflexionar sobre los detalles de la certificación de los proveedores de servicios.
      • La relación entre el régimen de CTC de alto nivel propuesto y las normas preexistentes en materia de integridad y autenticidad de la facturación electrónica. Es necesario aclarar la versión francesa del SAF-T (FEC) y las opciones de declaración digital del IVA. Sobre este último tema, la ley presupuestaria francesa para 2020 que inició este movimiento hacia los CTCs sugirió que las declaraciones de IVA precargadas son uno de los objetivos clave, incluso si esto no figura de forma prominente en el informe de la DG-FIP.
      • Quedan algunos interrogantes sobre el servicio de archivo central asociado al sistema CTC.
      • El directorio central de direcciones de facturación electrónica propuesto requiere un diseño cuidadoso (incluyendo el mantenimiento) y su implementación.

El informe propone un despliegue progresivo y pedagógico. Esto garantizará que las empresas gestionen este cambio -para algunos radical- hacia la facturación y la información electrónicas. Se hace referencia a los principios prácticos de la CCI sobre el CTC , señalando específicamente la importancia de la notificación temprana y el consejo de la CCI de dar a las empresas al menos 12-18 meses para prepararse. El primer plazo se cumple dentro de poco más de dos años. Esto deja sólo de 6 a 12 meses para que la administración fiscal francesa resuelva todos los detalles y adopte las leyes, decretos y directrices pertinentes. Esto si las empresas tienen lo que la CCI considera un tiempo razonable para adaptarse.