Una auditoría de la autoridad fiscal puede presentarse de varias formas, ya sea directamente a la propia aseguradora o indirectamente a través de un asegurado o un corredor.

Puede ser selectiva, por ejemplo, cuando se ha identificado específicamente a una aseguradora para ser investigada debido a una discrepancia en una declaración de impuestos, o puede ser de naturaleza indiscriminada como parte de un ejercicio más amplio que está llevando a cabo una autoridad.

Sea cual sea la forma que adopte la auditoría, la clave para responder está en la preparación previa.

¿Qué información debe conservarse para una auditoría de las autoridades fiscales?

En primer lugar, las aseguradoras deben asegurarse de que conservan copias de las pruebas que pueden utilizarse para justificar los importes fiscales declarados y liquidados. Esto puede incluir los propios contratos de seguro, las facturas emitidas a los asegurados y un registro de sus datos que comprenda las declaraciones que se han realizado.

Vale la pena señalar que en Italia existe el requisito formal de mantener libros de IPT que detallen cada una de las primas recibidas durante cada período anual. Aunque esto no es necesariamente un requisito específico en otros países, la aplicación de este enfoque a todas las primas recibidas pondrá a un asegurador en una posición fuerte si se lleva a cabo una auditoría.

También es útil la documentación adicional que demuestre el cumplimiento. Si se ha solicitado asesoramiento externo, por ejemplo, para determinar la clase de negocio adecuada para una póliza y la consiguiente aplicación de impuestos, se aconseja conservar un registro de este asesoramiento por si se requiere posteriormente.

Puede haber casos en los que se haya solicitado específicamente el asesoramiento de una autoridad fiscal y dicha correspondencia tendrá inevitablemente un peso considerable si se cuestiona el tratamiento fiscal durante una auditoría posterior. La documentación de los procesos establecidos para garantizar el cumplimiento también es valiosa.

Dado que los plazos de prescripción varían según las jurisdicciones, las pruebas deben conservarse durante todo el tiempo que sea posible (sin perjuicio de las leyes de protección de datos pertinentes, en su caso) para que puedan presentarse en caso de auditoría.

Las consecuencias del incumplimiento

En la era digital, es de esperar que esta práctica no parezca excesivamente onerosa. Merece la pena referirse a los regímenes sancionadores vigentes en algunos países para poner en contexto las posibles repercusiones de una auditoría insatisfactoria.

El Reino Unido es un ejemplo en el que se utiliza un enfoque basado en el comportamiento para determinar las sanciones, con el nivel más alto de sanciones reservado para los casos de impuestos no declarados deliberados y ocultos en los que la propia autoridad ha impulsado la declaración.

Se impondrán sanciones menores (o incluso no se impondrán sanciones) cuando se tenga un cuidado razonable, y será mucho más probable que se considere que se ha tenido un cuidado razonable cuando se lleven los registros de la forma descrita.

Las auditorías pueden producirse en cualquier momento, por lo que es importante que las aseguradoras hayan tomado las medidas necesarias para garantizar que la información y los datos que demuestran el cumplimiento estén a disposición de la autoridad fiscal cuando ésta los solicite.

Garantizar la presentación precisa y puntual de las declaraciones de impuestos probablemente reducirá la posibilidad de una auditoría específica. El equipo de servicios gestionados de IPT de Sovos tiene una enorme experiencia en la presentación de impuestos en el Reino Unido y en toda Europa y ha ayudado a muchas aseguradoras en auditorías inesperadas.

Tome medidas

Póngase en contacto con Sovos hoy mismo para conocer las ventajas de que puede ofrecer un proveedor de servicios gestionados para aliviar la carga que supone el cumplimiento de la IPT.

Las reformas de la Ley de Impuestos sobre los Seguros en Alemania, vigentes a partir del 10 de diciembre de 2020, siguen causando incertidumbre en el mercado de los seguros.

El principal motivo de preocupación se refiere a la localización del riesgo a efectos del Impuesto sobre las Primas de Seguros (IPT). La reforma puede afectar a una póliza suscrita con un asegurador del EEE o de fuera del EEE cuando el tomador del seguro esté establecido en Alemania, es decir, una empresa alemana, un establecimiento permanente o la institución correspondiente, o una persona física con residencia habitual en Alemania, cuando la póliza cubra riesgos de fuera del EEE.

Estos cambios afectan a todas las clases de negocios y son independientes de la ubicación física de cualquier riesgo asegurado.

Doble imposición con pólizas suscritas por aseguradoras del EEE

Si una póliza para el asegurado alemán incluye países no pertenecientes al EEE, entonces el IPT alemán se debe no sólo a la prima asignada a Alemania, sino también a las primas asignadas a los países no pertenecientes al EEE. Esto podría añadirse a cualquier impuesto sobre las primas aplicable en los países no pertenecientes al EEE.

Por lo tanto, la doble imposición es una posibilidad. Sin embargo, si la póliza incluye otros países del EEE, no se puede aplicar el IPT alemán a las primas asignadas en estos países del EEE.

Doble imposición con pólizas suscritas por aseguradoras de fuera del EEE

Si una póliza para el asegurado alemán incluye tanto a otros países del EEE como a los que no lo son, el IPT alemán se debe pagar no sólo sobre la prima asignada a Alemania, sino también al 100% de las primas asignadas a todos los demás países. Esto podría sumarse a cualquier impuesto sobre las primas aplicable en todos estos países. Por lo tanto, una vez más, la doble imposición es una posibilidad.

¿Qué es un "establecimiento permanente" o una "institución correspondiente" a efectos del IPT alemán?

Las reformas de la ley no han aclarado qué se considera un "establecimiento permanente" o una "institución correspondiente" que haría que un riesgo ajeno al EEE entrara en el ámbito de aplicación del IPT alemán.

Las orientaciones del Ministerio Federal de Hacienda (BMF) publicadas el 4 de marzo de 2021 confirmaban que se consideraba que una sucursal de un asegurado alemán fuera del EEE creaba un establecimiento permanente. Sin embargo, no se pronunció sobre si lo mismo se aplica a una filial fuera del EEE.

También se incluyeron varios escenarios en esta guía para ayudar a los aseguradores y corredores a gravar correctamente las pólizas, pero lamentablemente no había ninguno para este escenario subsidiario. El 20 de julio de 2021, la BMF publicó una nueva versión de su folleto general sobre el impuesto de seguros y el impuesto de protección contra incendios para las aseguradoras de la UE y el EEE. En él se incluye un diagrama de flujo que muestra los cambios en la tributación de las pólizas como resultado de las reformas de la ley del IPT, pero no se responde específicamente a la cuestión de la filial fuera del EEE.

La Asociación Alemana de Seguros (GDV) publicó un documento de preguntas frecuentes (FAQ) con fecha de 28 de abril de 2021 para ayudar a las aseguradoras a entender las reformas en varias áreas, que incluía la respuesta a algunas preguntas sobre el tratamiento de las filiales fuera del EEE.

Aunque las respuestas parecen dar esperanzas de que estas filiales no constituyan un establecimiento permanente, hay una advertencia al principio del documento de preguntas frecuentes: dice que no es vinculante, y que cada aseguradora puede interpretar y aplicar las disposiciones legales (y la carta asociada de la BMF del 4 de marzo de 2021) a su propia discreción.

Esto significa que si las aseguradoras no tributan por las filiales fuera del EEE basándose únicamente en estas orientaciones, podrían quedar expuestas a liquidaciones de impuestos más adelante, cuando no se haya cobrado el IPT alemán. El documento de preguntas frecuentes seguirá actualizándose, por lo que será interesante ver si hay más claridad sobre este punto en el futuro.

Incertidumbre en torno a la doble imposición

Ante esta incertidumbre, entendemos que las aseguradoras se han puesto en contacto con las autoridades fiscales para obtener claridad. Las respuestas indican que las filiales fuera del EEE no entran en el ámbito de aplicación de las reformas, por lo que no debería producirse una doble imposición.

Esta confirmación directa de las autoridades fiscales sobre este asunto protegerá a estas aseguradoras de futuras liquidaciones. También ofrece la posibilidad de reclamar la devolución del IPT cuando se haya aplicado a pólizas que no deberían haber sido gravadas en primer lugar.

Sin embargo, hasta que este asunto se aclare públicamente, lo que incluye una nueva comunicación de la BMF, la posición probable es que las aseguradoras y los corredores seguirán utilizando el enfoque actual y prudente y cobrarán el IPT alemán en este escenario. Esto significa que la doble imposición de las pólizas seguirá produciéndose.

Tome medidas

¿Necesita garantizar el cumplimiento de la última normativa sobre IPT? Un proveedor de servicios gestionados puede ayudarle. Póngase en contacto con nuestros expertos fiscales hoy mismo.

La introducción del nuevo sistema portugués del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados ha sido, sin duda, uno de los cambios más amplios en la presentación de informes sobre el IPT en 2021, aunque el último sistema de presentación de informes no haya ido acompañado de ningún cambio en la estructura de los tipos impositivos.

Inicialmente, estaba previsto que los nuevos requisitos de notificación comenzaran con las declaraciones de enero de 2020. Sin embargo, esto se pospuso hasta abril de 2020 y una vez más hasta enero de 2021 debido a la pandemia de COVID-19.

¿Cómo afecta esto a los informes?

Además de la información solicitada actualmente, la información obligatoria requerida para la presentación exitosa de las declaraciones incluye ahora:

Lecciones aprendidas y cómo Sovos le ayuda a adaptarse

Nuestros sistemas de información han evolucionado para ayudar a los clientes a cumplir estos nuevos requisitos.

Por ejemplo, nuestro departamento técnico ha creado una fórmula que confirma una identificación válida para facilitar la validación de datos y la elaboración de informes. En consecuencia, se ha creado una comprobación de sentido dentro de nuestros sistemas para determinar si una identificación es válida.

Con el reciente cambio en el tratamiento de las líneas negativas del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, también hemos modificado nuestros cálculos para tener en cuenta dos métodos distintos de tratamiento de los negativos en nuestros sistemas.

Anteriormente, tanto las autoridades portuguesas del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados como las autoridades parafiscales mantenían requisitos idénticos para la presentación de líneas negativas. Sin embargo, la introducción del sistema más complejo de declaración del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados exigió la modificación de la declaración inicial de la póliza.

Comprensiblemente, este nuevo requisito es un enfoque más juicioso hacia la información fiscal y probablemente se introducirá en más sistemas fiscales en el futuro.

Mirando al futuro

Al igual que con cualquier sistema de información nuevo, es necesario realizar cambios en sus procedimientos mensuales. Nuestros procesos y software de cumplimiento de IPT se actualizan a medida que se producen cambios normativos, lo que proporciona tranquilidad a nuestros clientes.

Y con cada nuevo sistema de información, aprendemos más y más sobre cómo las autoridades fiscales de todo el mundo están tratando de entrar en la era digital con prácticas más ágiles, conocimientos y visión para aumentar la eficiencia y cerrar la brecha fiscal.

Tome medidas

Póngase en contacto con nuestros expertos para que le ayuden con sus requisitos de información sobre el impuesto de actos jurídicos documentados en Portugal.