Muchos países han iniciado recientemente su andadura en controles continuos de las transacciones (CTC)introduciendo sistemas obligatorios de facturación o de presentación de informes electrónicos. Vemos más de esta tendencia en la Unión Europea, ya que los recientes informes de sobre la iniciativa VAT in the Digital Age discuten que la mejor opción política sería introducir un sistema de facturación electrónica CTC en toda la UE que cubra tanto las transacciones intracomunitarias como las nacionales.

Sin embargo, los esfuerzos para luchar contra el fraude fiscal no se limitan a los sistemas obligatorios de facturación o declaración electrónica. Muchos gobiernos prefieren mirar más allá e introducir otra herramienta que les permita conocer mejor su economía: los documentos de transporte electrónicos. A la hora de introducir los sistemas de transporte electrónico, vemos que un país se diferencia de los demás Estados miembros de la UE por la temprana adopción de un sistema de transporte electrónico: Hungría.

Sistema húngaro de transporte electrónico: EKAER

El Sistema de Control Electrónico del Transporte Público por Carretera oElektronikus Közúti Áruforgalom Ellenőrző Rendszer (EKAER) está en vigor en Hungría desde 2015. Operado por la autoridad fiscal húngara, el EKAER tiene como objetivo controlar el cumplimiento de las obligaciones fiscales derivadas del transporte de mercancías en las vías públicas del territorio nacional.

El sistema se introdujo inicialmente para controlar el movimiento de todas las mercancías en el territorio nacional. Sin embargo, tras varias cartas de la Comisión de la UE en las que se pedía a Hungría que adaptara su sistema a la normativa comunitaria, el ámbito de aplicación del sistema se redujo a los llamados productos de riesgo en enero de 2021. Los productos de riesgo se definen en el artículo 51/2014. (XII. 31.) El decreto NGM, que consiste en productos alimenticios u otros productos de riesgo (como flores, todo tipo de arenas naturales, diferentes tipos de minerales, etc.).

Según el 13/2020. (XII. 23.) el decreto sobre el funcionamiento del Sistema Electrónico de Control del Tráfico por Carretera, los contribuyentes húngaros están obligados a informar de los datos específicos relativos al transporte de productos de riesgo utilizando el sistema EKAER antes de que se inicie el transporte de mercancías. También es importante mencionar que es necesario estar registrado en el sistema EKAER y proporcionar una garantía de riesgo para ciertos tipos de transporte, a menos que haya una exención en la ley.

Generación de números EKAER

Los contribuyentes están obligados a informar del transporte de mercancías de riesgo en formato XML al sistema EKAER. Esta información incluye datos sobre el remitente, el destinatario y la mercancía. Además, las empresas deben comunicar a la autoridad fiscal datos adicionales especificados en función del tipo de transporte (doméstico, adquisiciones intracomunitarias y suministros intracomunitarios).

Tras el informe del contribuyente, el sistema EKAER genera un número EKAER, un número de identificación asignado a una unidad de producto. Este número tendrá una validez de 15 días, por lo que la entrega de la mercancía deberá realizarse dentro de este periodo. Las empresas deben comunicar el número EKAER al transportista, y éste debe acompañar a las mercancías transportadas.

¿Qué es lo siguiente?

Aunque no se prevén cambios en el futuro para el sistema EKAER, diferentes países de todo el mundo siguen introduciendo requisitos de transporte electrónico similares al sistema EKAER. Los contribuyentes deben asegurarse de que sus procesos de transporte son flexibles y compatibles con los cambios que las autoridades fiscales están introduciendo para seguir cumpliendo.